Objeciones en Estados Unidos a la propuesta por el canje de la deuda

Cuestiona al INDEC. Y pide precisiones sobre el Fondo del Bicentenario.
Hoy recibimos el informe de la SEC y lo vamos a analizar este fin de semana", dijo el ministro de Economía, Amado Bodou ayer en una tarde que estuvo signada por sus reiteradas apariciones mediáticas.

El ministro tuvo ayer jornada de lo que consideró un festejo doble. Desde su posición, ensalzó tanto el fallo del juez Thomas Griesa (ver página 3) como el documento con el que la Comisión de Valores (SEC) respondió al prospecto del canje de la deuda presentado por el Ministerio de Economía el mes pasado.

Ese organismo, encargado de dar el visto bueno en los Estados Unidos a la operación, hizo -sin embargo- una serie de objeciones que deberían ser para el Gobierno más motivo de preocupación que de festejo.

Ese documento, considerado confidencial, cuestiona las estadísticas del INDEC y pide precisiones ante la crisis desatada en torno al polémico Fondo del Bicentenario y la remoción del titular del Banco Central, Martín Redrado. Boudou le quitó el cuerpo a todo esto: "No voy a hacer comentarios porque es un documento reservado".

Traducido a términos del mercado, esa respuesta de la SEC es un paso que pone en marcha la futura concreción del canje. De todos modos, esa carta, según pudo saber Clarín de fuentes oficiales aquí y en el exterior, aún no da luz verde al Gobierno para que salga a tentar a los bonistas que no quisieron entrar en el canje anterior y que aún poseen títulos de la deuda defaulteada.

Clarín pudo saber que el Gobierno está a punto de enviar ampliaciones informativas en torno a este tema y apuesta a que no complicará el proceso del canje.

¿Cree que la crisis por el Fondo del Bicentenario puede complicar o trabar el canje?, le preguntaron a Boudou ayer un grupo de periodistas especializados al filo de las 21 en el Palacio de Hacienda.

-Creo que no rotundamente; el canje tiene una ley que es anterior al Fondo del Bicentenario y ese Fondo lejos de quitarle recursos al Gobierno y a los bonistas, los refuerza, respondió Boudou.

El ministro además adelantó que "en un semana estaremos contestando todas las observaciones" porque "el canje va a salir lo más rápido posible".

Lo que el titular del Palacio de Hacienda tiene en mente es lanzar el canje a principios de febrero. La ansiedad se explica porque el gobierno de Cristina Kirchner quería lanzarlo antes del 2010 pero la pelea por las reservas complicó ese cronograma.

De todos modos, la SEC podría volver a hacer nuevas observaciones a las respuestas que el Palacio de Hacienda comenzará a redactar este mismo fin de semana. Pero hasta el momento, no hay antecedentes internacionales de que ese organismo haya frenado o impedido el lanzamiento de un plan para pagarle a bonistas.

La llegada de los "comentarios sobre la presentación" que firmó el abogado de la SEC, Michael Cocco -de 7 páginas- fue la mejor noticia que recibió Boudou en los últimos días. La crisis desatada en torno a la creación del Fondo del Bicentenario y la destitución (por DNU) del titular del Banco Central, pusieron al ministro en el ojo de la tormenta y él personalmente tuvo que salir en tres ocasiones en sólo 48 horas a decir que no renunciará.

Por eso, la llegada de la primera respuesta de la SEC que sorprendió a él y a toda la Casa Rosada le llegó desde Washington al secretario de Finanzas, Hernán Lorenzino. El mensajero fue, según la agencia DYN, el representante financiero argentino en EE.UU., Daniel Martin.

Ese funcionario en el frío Washington también quedó sorprendido cuando vio que a su escritorio llegaba un sobre de la SEC con una carta firmada por la presidenta del organismo, Mary Schapiro, una mujer de extrema confianza del presidente Barack Obama.

Comentá la nota