Con objeciones y encendidas defensas, aprobaron el presupuesto 2010 de Roca

General Roca (ADN).- Con el voto negativo de la única concejal de la oposición, el Concejo Deliberante aprobó este martes el Presupuesto 2010, que contempla una proyección de gastos de casi 94 millones de pesos para el próximo año. Frente a las objeciones planteadas por la representante de la UCR, la respuesta desde el oficialismo municipal no se hizo esperar en defensa del proyecto del Poder Ejecutivo y finalmente primó la mayoría del Frente para la Victoria en el recinto.

"Tenemos un presupuesto con antecedentes, frente a políticas con prontuario". Con estas palabras del concejal oficialista Luis Di Giácomo se cerró el debate que duró una hora y media, y que se caracterizó por reparos al presupuesto de un lado y críticas al gobierno provincial por el otro.

Finalmente tanto el Balance 2008 como el Presupuesto 2010 fueron aprobados por seis votos del Frente para la Victoria (con la ausencia de la concejal Valeria Paéz), frente a un voto negativo de la referente de la Concertación para el Desarrollo, Mirta Arias.

Entre recursos corrientes, de capital y financieros, las proyecciones de gastos fijados para el 2010 alcanzan los 93.762.103,22 pesos. Las mayores erogaciones corresponden a Personal, con el 41% y Obras Públicas, con el 22%, seguido de Desarrollo Social y Servicios Públicos.

Debate

El debate durante la sesión estuvo monopolizado por Arias, Di Giácomo y la concejal Marina Cepeda.

Quien tomó la palabra en primer lugar fue la edil de la oposición, puntualizando una serie de objeciones al proyecto y pidiendo su revisión en comisión. Al igual que lo había hecho en la discusión por el balance, consideró que de otra manera, "se va a estar aprobando el proyecto a libro cerrado".

Por un lado, planteó que el presupuesto contempla ingresos que no estarían asegurados, como ventas de inmuebles y una estimación de incremento de la recaudación en concepto de tasas del orden del 20%.

También cuestionó el uso de recursos del Fondo Fiduciario para distintas áreas, "desvirtuando el uso de este fondo", indicó, además del "enorme gasto público en publicidad y propaganda" en desmedro de Desarrollo Social. En relación a este último punto, propuso realizar una reasignación de partidas de un área a la otra.

Arias también se refirió a los recursos destinados a Juntas Vecinales, concretamente a personal. ¿En qué se gastan si las juntas no existen?, preguntó. Por último planteó interrogantes ante lo que consideró, "un llamativo gasto en alquileres".

Varios de estos puntos fueron aclarados por el concejal Di Giácomo. "Es un presupuesto, una proyección, se están estimando recursos que van a ingresar", dijo, en relación a las dudas de Arias sobre el incremento de tasas y las ventas de inmuebles.

El concejal oficialista defendió la transparencia del Fondo Fiduciario, a diferencia del provincial, que, dijo, "se va en sueldos, comisiones y consultorías".

Por otro lado, indicó que los recursos contemplados para Juntas Vecinales contempla la tarea comunitaria y social realizada, a través de equipamientos o mejoras para los centros comunitarios, por ejemplo.

A su turno, la concejal Cepeda defendió el presupuesto y comparó las finanzas del municipio, con una relación positiva entre ingresos y gastos, con el endeudamiento de la provincia. Por último, manifestó su asombro por el cambio de postura del bloque opositor. "Me resulta llamativo, ya que si algo hay que reconocerle al actual ministro de Gobierno (el ex concejal Diego Larreguy), es que siempre reconoció la transparencia con la que trabaja el equipo de Hacienda" (ADN).

Comentá la nota