Los obispos le piden "más sobriedad" a Berlusconi

Fue en un duro editorial del diario Avvenire, de la Conferencia Episcopal.
Los obispos italianos salieron a cruzar al premier Silvio Berlusconi. A través de su diario Avvenire, la Conferencia Episcopal Italiana le reclamó ayer al jefe de gobierno conservador "más sobriedad" al comentar la noticia de su ya escandaloso divorcio anunciado el domingo pasado por su esposa, Verónica Lario.

Ese día, la prensa italiana informó que la señora reclamaba su separación legal porque ya no podía estar con un hombre que "frecuentaba a mujeres menores de edad". Días antes, Lario había criticado a su marido, en un escrito a la agencia oficial de noticias ANSA, por querer incluir a jóvenes mujeres del espectáculo en las listas para las inminentes elecciones europeas y por haber participado en la fiesta de 18 años de una muchacha en Nápoles.

En un editorial titulado "Política y discriminación ética", Avvenire criticó al premier, quien culpa a la oposición de haber incidido en la decisión de su mujer y busca convertirse en víctima. La iglesia italiana siempre ha mostrado cercanía con el premier. "El presidente exuberante -sostiene el diario-, el presidente estéticamente correcto, alérgico a la fealdad y con una debilidad declarada por la juventud de las actrices en flor, aun habiendo elegido la bravata como arte del consenso, ahora descubre de golpe el bajo perfil y la privacidad. Y grita que hay complot en su contra".

Avvenire señaló que el caso preocupa porque "la política y el espectáculo, en un ataque mortal, dieron lo peor de sí mismos". "Esta vez -sigue el diario- vivimos con auténtica tristeza el baile de las candidaturas: no sabremos nunca si de verdad había en la lista de espera jóvenes mujeres del mundo del espectáculo, pero la hipótesis de usarlas como cebo electoral ya resultó desconsoladora".

"Ello -sigue Avvenire- porque es inaceptable una concepción de la mujer puramente instrumental: la 'candidata' debe ser bella, joven, agradable y, de ser posible, disponible. Acaso sólo para la mirada de los extraños, pero ya se sabe que las apariencias cuentan, y estas revelan un recurso a veces descarado al poder".

"Sabemos -insiste el diario- que al gobernante se lo juzga por lo que realiza, por sus programas y la calidad de las leyes que contribuye a aprobar. Pero la calidad humana de un líder, su estilo y los valores con que llena concretamente su vida no son indiferentes. No pueden serlo".

En idéntico tono, el presidente de la Asociación de abogados Matrimonialistas Italianos (AMI), Gian Antonio Gassani, sostuvo que Lario y el premier dieron prueba de "comportamiento poco cristiano" y potencialmente lesivo de las normas sobre la privacidad y la tutela de los hijos. Dijo temer que las agresiones ofrezcan "modelos equivocados" y que "el caso induzca en error a otras adolescentes sobre una fácil escalada social".

Comentá la nota