Obispos italianos siguen defendiendo a Benedicto XVI

Obispos italianos siguen defendiendo a Benedicto XVI
En el diario Avvenire acusaron a "Francia y a Occidente en general" de "querer dar lecciones" al Papa. Los franceses repudiaron y manifestaron: el 43% cree que el Papa debe renunciar.
Los obispos italianos volvieron a defender la postura de Benedicto XVI sobre la ineficacia de la distribución de los preservativos en la prevención del sida, y desde Avvenire, el diario de la Conferencia Episcopal Italiana (CEI), acusaron a Francia y a Occidente en general de querer "dar lecciones a este Papa". La defensa llegó después de que el vocer de la cancillería del gobierno francés afirmara que "aunque no nos corresponde juzgar la doctrina de la Iglesia, consideramos que este tipo de comentarios representan una amenaza a las políticas de salud pública y al deber de proteger la vida humana".

El editorial de la CEI afirma que las críticas son lanzadas por "ojos y cabezas occidentales" con "la irrefrenable superioridad del que en África, y en el resto del Sur del mundo, siempre se ha creído el dueño". Esa "actitud colonialista", añaden los prelados, explica también la polémica sobre los preservativos, "escandalosa sobre todo en Francia a oídos de ministros y portavoces, intelectuales y profesores, convencidos de que el condón es liberatorio y salvador".

La defensa de la doctrina sexual vaticana y el nuevo ataque al Gobierno francés quedan sin embargo minimizados por los datos publicados en un reportaje de L'Osservatore Romano, diario de la Santa Sede, que publicó en su edición del domingo pasado un artículo titulado Iglesia y sida, en el que se admite que el preservativo es una medida eficaz contra la enfermedad "en el 97% de los casos" siempre y cuando se utilice de forma correcta, y "en el 87%" en las condiciones en las que se usa en África.

Aunque los datos no significan cambio alguno en la doctrina vaticana y no ha repercutido en Italia, fue destacada el martes por el conservador diario Le Figaro. También en medios franceses el fin de semana se publicaron sondeos de opinión en los que se reflejó que un 43% de los católicos franceses desea que el Papa "dimita o se jubile" -Journal du Dimanche-, y un 57% de la población tiene una "mala opinión" sobre él -Le Parisien-. También el martes, Le Point recordó que sólo cuatro Papas de los 265 que hubo en la historia renunciaron a su cargo.

En tanto en Italia, más del 73% de la población "desaprueba" las palabras de Benedicto XVI, según una encuesta para La Repubblica. El 53,3% se declara "totalmente contrario", un 21,2% dice ser "bastante contrario", y sólo el 19% las aprueba. A pesar de ello, la popularidad de Benedicto XVI entre los italianos se mantiene estable.

LA REACCIÓN FRANCESA. El Ministerio de Relaciones Internacionales de Francia expresó una "profunda preocupación", tras escuchar a la máxima autoridad de la Iglesia Católica de rechazar el uso del condón en la lucha contra el sida, y dijo temer por las repercusiones de mensaje.

Desde la Cancillería francesa dijeron que sólo en África subsahariana se estima que unas 22 millones de personas están infectadas con el virus del VIH, según las cifras de la ONU para el 2007.

En diferentes blogs, en tanto, se vieron las reacciones de los ciudadanos franceses que publicaron mensajes como: "El papa Benedicto XVI ofendió a los católicos franceses con sus controvertidas declaraciones en las que rechazó la efectividad del preservativo para prevenir el sida...". Incluso diferentes grupos salieron a manifestar su repudio en las calles y hasta organizaron el reparto de preservativos con la imágen del Santo Padre y la inscripción: "¡Dije que no!"

Comentá la nota