El obispo Polti pidió colaborar con los santiagueños más necesitados

El prelado mantuvo reuniones en el Obispado por la colecta y pidió colaborar. La Iglesia insiste en el mensaje del Papa sobre la pobreza en la Argentina.
El obispo santiagueño, monseñor Francisco Polti, regresó ayer a la provincia y comenzó a mantener una serie de reuniones para avanzar en los preparativos de la colecta Más por Menos, que este año se desarrollará bajo el lema "más solidaridad por menos exclusión", y tendrá como momento culminante las jornadas del sábado 12 y el domingo 13. En diálogo con EL LIBERAL, Polti pidió a los santiagueños que se sumen a la iniciativa y colaboren con los más necesitados.

Monseñor Polti dijo que "hay que estimular a la gente a participar", y que continuará reuniéndose "con los párrocos para los preparativos".

La colecta llega a poco tiempo de que el papa Benedicto XVI definiera a la pobreza en la Argentina como "un escándalo", y de que los obispos Polti y Torrado Mosconi trajeran el mensaje papal desde el Vaticano para ayudar a paliar las carencias materiales de los más necesitados.

La colecta Más por Menos es realizada por el episcopado en todo el país, y los fondos recaudados son redistribuidos en las diócesis más necesitadas para realizar trabajos de promoción humana.

El padre Walter de la Iglesia, párroco de la Catedral Basílica y uno de los coordinadores de la colecta en Santiago, dijo que éstos "son dos momentos a través de los cuales se invita a los fieles a una participación consciente, para colaborar con los más necesitados, con esta ayuda se sale un poco al encuentro de esta necesidad que estamos viendo y somos testigos".

De la Iglesia dijo, en consonancia con el mensaje del papa Benedicto XVI, que "la Iglesia puede paliar una serie de situaciones límite", y que es notable "que realmente ha crecido el número y la cantidad de gente que está recurriendo a la iglesia para pedir, y lo más triste de todo es que no se encuentra respuesta donde se debería".

La colecta tiene una singularidad en nuestra provincia, ya que Santiago recibe una cifra muy superior a lo que recauda. "El año pasado el aporte de Santiago ha sido bajo en relación con lo que hicieron otras diócesis", señaló De la Iglesia. En efecto, Santiago recaudó 24.000 pesos, y fue superada por la diócesis de Añatuya, más pequeña, que hizo 27.000. El año pasado el aporte nuestro ha sido bajo en relación a otras diócesis. Añatuya ha hecho una colecta de 27.000 y Santiago ha hecho 24.000. Hay una diferencia y nosotros estamos en una diócesis. Y hemos recibido 190.000 pesos.

Tras la recepción y redistribución de los fondos reunidos, la diócesis de Santiago recibió 190.000 pesos el año pasado. Así, el objetivo de este año es superar la recaudación del 2008.

"Se ha puesto un poco más de énfasis este año de informar a tiempo, en la convocatorioa, y en tratar de llegar a la gente para que podamos revertir estos números y ver si podemos aportar mas, porque estamos recibiendo un dinero muy importante que está al servicio de todo el trabajo pastoral", señaló Walter de la Iglesia.

Con el dinero recaudado, que es redireccionado a las provincias, las iglesias pueden realizar emprendimientos de tipo social, capacitación, apoyar iniciativas de cooperativas de trabajo, ayuda a comedores, y mantenimiento edilicio de las iglesias.

"Hay zonas con muchas dificultades en que esta apoyatura permanente significa muchísimo", dijo De la Iglesia.

Comentá la nota