El obispo pidió que las slots no funcionen en horario diurno

Monseñor Martín dijo que es mejor una fábrica a una sala de juegos. Pero agregó que, frente al hecho consumado, hay que trabajar por la limitación horaria. También señaló que hay que evitar los despidos.
En medio del debate en torno del funcionamiento de las slots que se retomó por estos días, el obispo diocesano Eduardo Martín pidió que se limite el juego en cuestión al máximo, especialmente durante en los horarios de trabajo.

Monseñor Martín comentó que recibió una comunicación del gobierno de Juan Schiaretti que decía que se estaba trabajando en una reducción horaria.

"Es un pedido que nosotros habíamos hecho a fines del año pasado cuando se dio todo el debate", dijo el obispo, tras participar del acto oficial por las Islas Malvinas.

Señaló que si le dan a optar entre una fábrica y las tragamonedas, elige la primera opción. Y agregó que frente al hecho consumado, ahora hay que limitar el horario.

Las declaraciones de Martín se producen el día después de que se da a conocer la negociación del gobernador Schiaretti con la empresa CET, encargada de la explotación de ese juego.

Por ese motivo, el PJ pidió que se retrase una semana el tratamiento en el Concejo Deliberante del proyecto para restringir a sólo ocho horas de funcionamiento a las tragamonedas.

La oposición considera que eso provocará el despido de cincuenta empleados.

"Recibí una comunicación del gobierno (provincial) que me manifestó que está trabajando para reducir los horarios, que era un pedido que había hecho a fines del año pasado cuando se dio todo el debate", señaló Martín.

Y agregó: "Lo ideal es no tener estas cosas. No obstante, todo aquello que se hiciera para reducir esto es bienvenido. Si se puede acotar lo máximo, especialmente en los horarios de trabajo, mejor".

"Como pastor diocesano, el mensaje es que estas cosas se morigeren, se cambien", dijo.

Y ejemplificó: "Si me dicen si abrimos una fábrica o un casino, yo quiero que se abra una fábrica".

Monseñor Martín expresó a continuación que "yo no soy quién tiene que decir cuántas horas de funcionamiento (tienen que tener las slots). Pero cuanto menos funcionen mejor".

Y recalcó: "Que haya menos juego. Lo mejor sería que funcione por la noche".

-¿Cuál es su opinión respecto de eventuales despidos?

-Uno no quiere que haya despidos. En ese sentido habrá que buscar caminos de solución. La empresa tendrá que hacer el esfuerzo para no despedir gente.

El obispo diocesano estuvo presente en el homenaje que se hizo a los caídos en la guerra de Malvinas y también a los ex combatientes.

En la ocasión, también opinó sobre su viaje a Roma para visitar al Papa Benedicto XVI, la muerte del ex presidente Raúl Alfonsín, la situación de los ex combatientes de Malvinas, las elecciones legislativas y el impacto de la crisis global en el país.

"Ha sido un viaje realmente muy conmovedor en el orden de la fe", señaló Martín en referencia a la visita ad limina, en la cual le comentó al Sumo Pontífice sobre la celebración de los 75 años de la Diócesis de Río Cuarto.

En tanto, en relación con la muerte de Alfonsín, el prelado expresó: "Nos duele profundamente su partida. Pero son estos hechos los que nos invitan a una reflexión. A revalorizar y pensar las cosas importantes".

También sostuvo que la situación de los ex combatientes de Malvinas "sigue siendo una deuda que tenemos todos" para con ellos. Y acotó: "Con la guerra no se gana nada".

"Hay que participar de las elecciones -señaló al ser consultado sobre la próxima contienda electoral-. Después hay que votar a conciencia. Votar las propuestas que sean las más coincidentes con la vida, el trabajo y la paz".

Por último, monseñor Martín dijo que "este año no será fácil" y agregó que espera que "la crisis impacte lo menos posible".

Comentá la nota