Con el obispo Marcelo Melani, Sapag inició el diálogo social

El gobernador de la provincia calificó como "cordial" al encuentro que se realizó ayer en el Obispado. Las reuniones continuarán durante toda la semana.

El jueves, Sapag recibirá a intendentes y a las comisiones de fomento, divididas por zonas.

El gobernador de la provincia, Jorge Sapag, se reunió ayer con el obispo Marcelo Melani en el marco del diálogo social al que el Ejecutivo había convocado la semana pasada. El encuentro se realizó en el Obispado y contó, además, con la participación del sacerdote Rubén Capitanio, presidente del Equipo de Pastoral Social de la diócesis.

Según se informó desde la Subsecretaría de Información Pública, durante el encuentro se abordaron temas inherentes a la realidad provincial y al impacto de la crisis financiera internacional y nacional en las finanzas y en la situación de la sociedad neuquina.

La reunión fue calificada como "cordial" por el mandatario provincial, y durante su transcurso se analizaron "las dificultades de la sociedad a partir de la crisis mundial y nacional", indicó. Melani y el gobernador Jorge Sapag se dedicaron a analizar el panorama actual, subrayando la necesidad de adoptar actitudes que permitan "comprender que estamos en un barco que enfrenta una tormenta global".

La crisis financiera y económica se traduce en la escasez de las cuentas públicas y la caída de los recursos ordinarios de la provincia con lo cual hay un impacto importante en el desarrollo normal de la vida de la comunidad.

Avances

La agenda del diálogo social continuará hoy con un encuentro que se realizará en Chos Malal donde recibirá a los integrantes de las cámaras empresarias de la zona. En tanto, mañana continuará con encuentros a los que fueron invitados representantes de la Universidad Nacional del Comahue en primer término y luego con universidades privadas. A su término el gobernador recibirá al titular del Centro Hebraico de Neuquén, Isaac Ribke, y por último a representantes de iglesias evangélicas.

El jueves, el mandatario mantendrá una jornada de encuentros con jefes comunales. En primer término se reunirá con los intendentes de San Martín de los Andes, Zapala, Junín de los Andes, Senillosa, Loncopué, Aluminé, Andacollo, Vista Alegre, Picún Leufú y El Chocón. Con posterioridad recibirá a las comisiones de fomento divididas por zona: norte, centro y sur, en reuniones separadas. Para culminar también recibirá a los jefes comunales de las ciudades de Neuquén, Chos Malal, Rincón de los Sauces, Las Ovejas, Plottier, Piedra del Águila, Villa La Angostura, Cutral Co, Centenario, Las Lajas y Añelo.

El viernes, se prevé tres encuentros. En el primero, Jorge Sapag recibirá a representantes de los gremios estatales Asociación Trabajadores del Estado (ATE), Asociación Trabajadores de la Educación del Neuquén (ATEN) y Sindicato de Empleados Judiciales de Neuquén (SEJUN). En una segunda reunión, recibirá a los dirigentes de la Confederación General del Trabajo (CGT) y por último a representantes del gremio Unión Personal Civil de la Nación (UPCN).

Invitan a "sugerir" un coadjutor

Neuquén > Según publicó el matutino Página 12, la Nunciatura Apostólica en Buenos Aires envió algunas cartas a sacerdotes católicos (los de mayor edad) de la diócesis de Neuquén para invitarlos a "sugerir" candidatos para el nombramiento de un obispo coadjutor. "Según se estima, vendría a actuar como virtual interventor de la autoridad del actual obispo Marcelo Melani. La propia curia romana -con el conocimiento del cardenal Jorge Bergoglio, presidente de la Conferencia Episcopal- intentó sin éxito presionar a Melani para que renuncie a su cargo", asegura el diario porteño en su edición del domingo.

"El procedimiento iniciado ahora, sin consultar a Melani y contra su voluntad, implica un paso más destinado a recortar el poder del obispo y, llegado el caso, a provocar su separación del cargo. Según el derecho canónico (eclesiástico), el coadjutor es nombrado para ‘colaborar’ con el obispo titular y está llamado a sustituirlo cuando deje su cargo por razones de edad, enfermedad u otro motivo. A Melani le restan cinco años para cumplir los 75 establecidos por la Iglesia para abandonar el gobierno pastoral", agrega.

El artículo hace referencia, además, a la situación y el proceso del denominado coadjutor. "En algunas ocasiones los obispos titulares solicitan por su propia cuenta su nombramiento y en otras, como ésta, el Vaticano impone una designación para recortar los poderes de quien ocupa el cargo efectivo. Melani, que fue en 1993 obispo coadjutor de Miguel Hesayne en Viedma a pedido de este último, rechazó en marzo pasado la ‘oferta’ de nombrarle un coadjutor o un auxiliar que le formuló el cardenal Giovanni Battista Re, prefecto (máxima autoridad) de la Congregación para los Obispos y presidente de la Comisión Pontificia para América latina", publicó.

Comentá la nota