Un obispo frenó la aspiración de perpetuidad en Misiones

La historia reciente del país sobre procesos constituyentes muestra triunfos de reeleccionistas, salvo una excepción. En octubre de 2006, el ex gobernador de Misiones, Carlos Rovira, impulsó la reelección indefinida. El obispo emérito de Iguazú Joaquín Piña encabezó la oposición, obtuvo el 57% de los votos y echó por tierra el deseo de Rovira.
La Constitución misionera permite una reelección. Un mes después, el ex gobernador de Jujuy, Eduardo Fellner (PJ), retiró su propuesta de reelección indefinida. Según dijo, lo hizo por pedido del ex presidente Néstor Kirchner. En febrero de 2007, otro sacerdote quiso oponerse al gobernador de Corrientes, Arturo Colombi; pero su suerte no fue la de Piña: venció Colombi, que proponía una reelección. Salta es la única provincia cuya Carta Magna admite tres períodos. El senador Juan Carlos Romero (PJ) dirigió el Ejecutivo salteño entre 1995 y 2007.

Comentá la nota