Obispo era extorsionado por presunto vínculo gay.

El obispo de la ciudad de Minas, Francisco Barbosa, estaba siendo extorsionado por su presunta homosexualidad, según reveló una información de prensa conocida ayer en la capital uruguaya, que dio cuenta también de la detención por orden de la justicia de dos hombres involucrados con el caso.
Los dos sujetos detenidos y trasladados a la cárcel tienen antecedentes penales pero no fue posible obtener más datos en torno al escándalo que impacta de lleno sobre el prelado, en especial por parte de la autoridades de la Iglesia Católica uruguaya.

Los intentos de recabar información acerca del caso en la Conferencia Episcopal de Uruguay no fueron respondidas con el argumento que toda la situación denunciada por el obispo está en manos de la justicia.

Un informe del diario El Observador indicó que monseñor Barbosa presentó hace menos de un mes una denuncia contra varias personas por extorsión que tenía origen en el vínculo que unía al prelado con los sujetos a los que acusaba.

El diario agregó que como consecuencia de la denuncia se "descubrió que el obispo de Minas mantuvo una relación homosexual en la que estaban involucrados dos hombres adultos con antecedentes penales".

El juez Daniel Erserguer les imputó el delito de extorsión a los dos hombres y los envió a la cárcel. El delito tiene penas de cuatro a 20 años de prisión.

Monseñor Barbosa envío una carta al Vaticano y viajó a Salto, 400 kilómetros al oeste, donde reside su familia, de acuerdo al informe de prensa.

Comentá la nota