El obispo convocó a una Asamblea Diocesana

El obispo de Gualeguaychú, monseñor Jorge Lozano, convocó mediante una carta dirigida a los sacerdotes, consagrados y laicos de la diócesis, a una Asamblea Diocesana a realizarse durante el 2010.
En la misiva, que se leyó en todas las misas de ayer, el obispo recordó que "somos Iglesia" y que "la Iglesia existe y se manifiesta en cada Diócesis, la cual es el primer ámbito de la comunión y la misión".

Por ello, "desde hace unos años los Papas, los Obispos de América Latina y de nuestro propio país nos están llamando a impulsar una pastoral orgánica y vigorosa, con un renovado ardor misionero".

Luego indicó que "las diversas vocaciones y carismas son regalos del Espíritu Santo para el bien común eclesial, para que demos testimonio del Amor que Dios nos tiene" y que "hay desafíos nuevos que nos interpelan a todos los cristianos. La respuesta no puede ser aislada o improvisada".

Lozano expresó que "habiendo consultado con los sacerdotes y algunos agentes pastorales, he resuelto convocar a una Asamblea Diocesana para el 2010".

Además aclaró que la misma "implica realizar un camino de preparación en cada comunidad, mediante algunos instrumentos que se irán elaborando en el Consejo Diocesano de Pastoral, recientemente conformado. Este camino busca discernir la realidad en la que estamos parados".

Monseñor Lozano también consideró que "la Asamblea Diocesana será encuentro fraterno de los diversos miembros del Pueblo de Dios", que permitirá buscar orientaciones y objetivos en común.

Comentá la nota