Oberá se declaró en emergencia hídrica.

Salvo en el centro de la Capital del Monte y en el nosocomio, se registran cortes de hasta seis horas por día. De seguir así la situación, podría haber cortes más prolongados. Proponen una nueva perforación.
El gerente de agua potable de la Celo Julio Ansín señaló que "en el transcurso del fin de semana se agravó el problema especialmente por el arroyo Ramón, donde sacamos el 80% del abastecimiento del agua. Tenemos una merma de 100 m3 menos, y es por ello que tuvimos que empezar a partir del domingo con de tratamiento del agua, y además empezamos con algunos cortes programados de seis horas, en algunos barrios".

Lamentó en una emisora local que "de continuar esta crisis hidráulica, vamos a tener q continuar con cortes más prolongados".

En relación a las posibles soluciones, Ansín indicó que existe un proyecto de una toma nueva, "en su momento, año 95, hemos tratado de solucionar este problema a través de una nueva toma, no pudo salir. Mediante une estudio con el Imas, la posibilidad de hacer otra perforación al acuífero resultó económicamente más razonable, se puede realizar también en un menor tiempo y se puede abastecer un 20% más".

Y aclaró que "con las dos perforaciones (la existente y la futura) estaríamos ayudando a salvar el actual abastecimiento".

Comentá la nota