Obama subió el nivel de seguridad por un posible atentado terrorista

En un confuso episodio, un avión que iba a Detroit tuvo que aterrizar porque, según las autoridades, un pasajero planeaba una explosión.
El presidente Barack Obama ordenó ayer aumentar la seguridad aeronáutica en Estados Unidos, tras un confuso incidente en un vuelo de la empresa Delta Air Lines que las autoridades tomaron como un posible intento de ataque terrorista.

El incidente se produjo cuando un pasajero de origen nigeriano que habría sido identificado como Abdul Mudallad planeaba hacer estallar el avión de Delta Air Lines que se dirigía a Detroit pero su dispositivo falló, afirmó ayer un alto funcionario antiterrorista de los Estados Unidos.

El hombre, que estaba siendo interrogado al cierre de esta edición, habría declarado a los investigadores que estaba afiliado a la red islamista Al Qaeda. Desde Honolulu, donde se encuentra de vacaciones, Obama ordenó aumentar la seguridad en los aeropuertos y aviones tras mantener una larga conversación telefónica con su asesor en seguridad interior John Brennan, y el director de Seguridad Nacional, Denis McDonough.

"En esa llamada instruyó que sean tomadas todas las medidas apropiadas para aumentar la seguridad", indicó un comunicado de la Casa Blanca.

Así lo anunció el gobierno de Estados Unidos a través de un comunicado. Allí destaca que el presidente –quien está de vacaciones con su familia en Hawai– "está siguiendo activamente la situación y recibiendo informes regulares".

Los servicios de seguridad de Estados Unidos se vieron convulsionados en la noche de ayer a raíz de un incidente ocurrido en un vuelo de Delta Air Lines. Al parecer, un pasajero planeaba hacer estallar el avión, pero su dispositivo falló y fue detenido.

El incidente se registró en el vuelo de un Airbus A330 con 278 pasajeros. Había partido de Amsterdan y se dirigía a Detroit, donde finalmente aterrizó sin problemas aparentes. Al parecer hubo un forcejeo en el interior de la nave y otro pasajero resultó herido. Fue llevado al Centro Médico de la Universidad de Michigan, en Ann Arbor, aunque no se sabía sobre su estado.

En un primer momento se dijo que el agresor había querido hacer estallar petardos comunes, pero que el personal de a bordo se lo impidió. Luego, un funcionario de seguridad, que no quiso revelar su identidad, sostuvo que en realidad se trató de un intento de atentado.

La CNN, por su parte, citando un informe de seguridad federal, señala que el pasajero dijo a los investigadores que estaba afiliado a la red islámica Al Qaeda y que había conseguido el explosivo en Yemen. Sin embargo, esto aún no fue confirmado.

Inicialmente, la compañía Delta Airlines, propietaria de Northwest, había informado que un pasajero había sido detenido tras haber encendido un petardo a bordo de un avión de esa compañía.

Comentá la nota