Obama será recibido por el Papa el 10 de julio

El presidente estadounidense Barack Obama será recibido en el Vaticano por el Papa Benedicto XVI el próximo 10 de julio al término de la cumbre de jefes de gobierno y Estado del G8 que se celebrará del 8 al 10 de ese mes en L'Aquila (centro de Italia), indicaron fuentes vaticanas.
El encuentro se celebrará en horas de la tarde, precisó la misma fuente.

El presidente estadounidense asistirá en Italia a la cumbre de los ocho países más industrializados, a la que deberán asistir también líderes de economías emergentes, entre ellas México y Brasil.

Benedicto XVI calificó en noviembre pasado de "ocasión histórica" la elección del demócrata Obama como presidente de Estados Unidos en una referencia implícita al hecho de que es el primer mandatario de origen afroamericano en la historia de Estados Unidos.

Se trata del primer encuentro del Papa con el líder demócrata estadounidense desde su investidura en noviembre del año pasado.

El Vaticano "aprecia mucho" la nueva línea política de Estados Unidos de apertura y diálogo con el mundo musulmán después del discurso de Obama pronunciado en el Cairo, Egipto.

Existen puntos de convergencia sobre el conflicto en Medio Oriente, mientras están divididos sobre asuntos tales como el aborto y las investigación con células madres.

Numerosos representantes del Vaticano criticaron duramente en enero pasado la decisión de Obama de derogar una cláusula antiaborto, tal como éste había prometido durante la campaña electoral.

Obama suprimió la disposición del gobierno de Bush que prohibía a todas las organizaciones no gubernamentales que obtienen financiación del Estado norteamericano practicar abortos o proporcionar servicios relacionados con la interrupción del embarazo fuera de Estados Unidos.

La Iglesia católica critica también la autorización otorgada por las autoridades norteamericanas de realizar el primer experimento en humanos con células madre embrionarias humanas, primicia mundial que podría abrir la vía al tratamiento de enfermedades hasta ahora incurables.

Las posiciones del ex presidente estadounidense, el republicano George W. Bush en contra del aborto y a favor de la familia tradicional fueron siempre apreciadas por la Santa Sede, que rechaza algunas posturas sumamente laicas del partido de Obama.

Barack Obama, protestante y miembro de la Iglesia Unificada de Cristo, se benefició del apoyo de distinguidos políticos católicos, entre ellos Edward Kennedy, hermano del presidente asesinado, y John Kerry.

Comentá la nota