Obama rindió homenaje a los caídos en la guerra de EEUU

Obama rindió homenaje a los caídos en la guerra de EEUU
El presidente estadounidense, Barack Obama, rindió homenaje al sacrificio de los soldados de su país caídos en combate, durante la tradicional ceremonia del Día de los Caídos.
El acto tuvo lugar en el Cementerio Nacional de Arlington, donde están enterrados miles de veteranos y siguen cavándose tumbas para enterrar a aquellos que perdieron la vida en las guerras de Irak y Afganistán, al lado de veteranos mayores caídos en la Segunda Guerra Mundial.

Obama depositó una corona en la tumba del soldado desconocido, según la tradición. Hizo especial mención a los voluntarios que sirven actualmente en Irak y Afganistán.

"Respondieron a una llamada. Dijeron: 'yo iré'", subrayó Obama. "Por eso son los mejores de Estados Unidos, y eso es lo que los separa de aquellos que no han servido en uniforme: su extraordinaria disposición a arriesgar sus vidas por personas que nunca conocieron".

Obama aseguró que enviar al Ejército a la batalla es una de las decisiones más duras que un presidente tiene que tomar. Prometió "enviar sólo a nuestras tropas al peligro si es absolutamente necesario" y "dotarlas siempre del equipamiento y el apoyo que necesiten para finalizar su tarea".

El origen de la ceremonia se remonta a la guerra de Secesión estadounidense. Era una forma de recordar a los caídos en la guerra civil. A lo largo de las décadas se convirtió en un día de homenaje a todos los norteamericanos muertos en batalla.

Comentá la nota