Obama reivindicó la relación con la Unión Europea

El presidente de EE. UU. consideró que "será clave para el futuro" y para el desarrollo mundial. Busca "un mundo sin armas nucleares".
El presidente estadounidense, Barack Obama, calificó como "clave para el progreso del mundo" la cooperación entre Washington y la Unión Europea, al concluir en Praga la cumbre EE.UU.- UE que reunió a los 27 jefes de Estado y gobierno del bloque europeo y Estados Unidos.

Obama, que se manifestó muy satisfecho con el resultado de la reunión que mantuvo con el bloque europeo, subrayó que esta cooperación puede marcar la diferencia no sólo en la relación bilateral sino también en el marco de la escena internacional.

Previo a la cumbre, y en un discurso ante 30 mil personas, Obama dijo que su país está comprometido a buscar la paz "en un mundo sin armas nucleares" y que en ese sentido piensa dar "pasos concretos" para que no prolifere este tipo de armamento, aunque reconoció que el objetivo no es algo que se alcanzará con facilidad, "quizás no se consiga durante mi vida".

Durante este año, Obama prevé pactar con Rusia un tratado en el que las dos principales potencias nucleares del mundo se comprometan a reducir su arsenal misilístico, además de propiciar la creación de una institución internacional para el suministro de combustible nuclear, que garantice que los países utilicen la energía atómica con fines pacíficos.

Tras la cumbre, el presidente de los Estados Unidos terminó su visita de 24 horas a la República Checa y partió en el Air Force One del aeropuerto de Praga con dirección a Turquía, donde este lunes culminará su primera visita a Europa desde que llegó a la Casa Blanca.

ACERCAMIENTO CON ESPAÑA. El presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, pidió aprovechar el "nuevo impulso" de la administración estadounidense y la unidad de la UE para avanzar hacia la paz en Medio Oriente.

España ejercerá la presidencia pro-témpore del bloque europeo en el primer semestre de 2010, por lo que fue el encargado de presentar ante Obama la posición de los Veintisiete sobre la conflictiva región.

"El odio es la peor arma de destrucción masiva. Es prioritario atacar este cáncer y evitar que la metástasis se extienda", dijo Zapatero, quien mantuvo un encuentro bilateral de 45 minutos con Obama, después de cinco años de frías relaciones con la administración Bush.

Zapatero y Obama estrecharon sus manos y ambos se mostraron "satisfechos" de la apertura de "nuevos tiempos" en las relaciones entre España y Estados Unidos, tal y como afirmó Zapatero, al que Obama trató de "amigo".

Comentá la nota