Obama reforzará las alianzas en Centroamérica

Tras declarar en la cumbre de Chile que Washington ahora escucha a los demás países, el vicepresidente norteamericano, Joe Biden, llegó ayer a Costa Rica para reforzar las alianzas con los países de la región.
Biden participará hoy en San José del primer encuentro entre el gobierno demócrata de Barack Obama y los mandatarios de América Central, cita que marcará también el estreno del presidente electo salvadoreño, Mauricio Funes, en la arena internacional.

La cita está formalmente destinada a hacer consultas para la próxima Cumbre de las Américas en Trinidad y Tobago, a la que acudirá Obama en abril, pero se estima que la crisis económica ocupará una parte considerable de la reunión.

Biden, de 66 años, adelantó que planea hablar de seguridad y de la lucha contra el narcotráfico, pero también de protección del medio ambiente, un tema que estuvo ausente en la agenda del ex jefe de la Casa Blanca, el republicano George W. Bush.

Por su parte, los gobernantes centroamericanos anunciaron que le plantearán a su turno temas relacionados con el desarrollo y la pobreza, así como de migración, ya que miles de centroamericanos fueron deportados desde Estados Unidos en los últimos meses, agudizando los problemas sociales en esta región de 40 millones de habitantes.

El vice norteamericano, quien ganó experiencia en relaciones internacionales mientras sirvió en el Senado, llegó en la tarde de ayer proveniente de Chile, donde participó en una cumbre de líderes progresistas. En Valparaíso, el segundo de Obama había anunciado el inicio de una nueva era entre Estados Unidos y América latina, signada por el diálogo y el multilateralismo. "La época en que Estados Unidos dictaba unilateralmente, cuando hablábamos y no escuchábamos, se acabó", había afirmado Biden el sábado en el palacio de La Moneda en Santiago, donde fue recibido por la presidenta Michelle Bachelet. "Deseamos conversar, deseamos una alianza", señaló en esa ocasión.

"El presidente Obama y yo estamos totalmente dedicados a trabajar estrechamente con nuestros vecinos del hemisferio. Mi visita es sólo el comienzo de la renovación de nuestra alianza con las Américas", aseguró desde chile.

Sin embargo, según sus declaraciones, algunas cosas por ahora no cambiarán, como es el caso del embargo contra Cuba. "El presidente Obama y yo aclaramos durante la campaña que pensábamos que había necesidad de una transición en nuestra política hacia Cuba. Pero pensamos que son los cubanos quienes deben determinar su destino y ser capaces de vivir en libertad y con prosperidad económica. El embargo no se levantará por ahora", precisó. Y fue más lejos, quitándole importancia al asunto. "No creo que la relación con la isla sea uno de los desafíos principales que enfrenta el hemisferio."

Biden sostendrá esta mañana un encuentro bilateral en la Casa Presidencial con el presidente de Costa Rica, Oscar Arias y poco después ambos participarán en el cónclave con los líderes centroamericanos.

Pero la región centroamericana no recibe a Biden como un bloque unido, pues la visita del norteamericano alimentó recelos entre algunos gobernantes que creen que el mandatario costarricense trata de erigirse en el portavoz de Centroamérica con Estados Unidos y adjudicarse un papel protagónico como el que le llevó a ganar el Premio Nobel de la Paz en 1987.

Comentá la nota