Obama reclamó a Israel que detenga los asentamientos

Obama reclamó a Israel que detenga los asentamientos
Se reunió en Washington con el presidente palestino, Mahmoud Abbas
WASHINGTON. - Con el presidente palestino Mahmoud Abbas a su lado, el presidente Barack Obama lanzó ayer su más firme mensaje al gobierno de Israel al advertirle que debe "detener" ya mismo la construcción de asentamientos en Cisjordania, como parte de una fórmula de paz en la que, reiteró, es partidario de la fórmula de los "dos Estados".

Obama, firme defensor de esa alternativa -que incluye la creación de un Estado palestino junto al israelí-, afirmó que la inmediata detención de asentamientos que reclama es vital para "un acuerdo más amplio que permita alcanzar la paz" en Medio Oriente.

La zambullida de Obama en la crisis de Medio Oriente se produce luego de que, apenas 48 horas antes, Israel hizo conocer su intención de continuar con construcciones de asentamientos en la zona, según confirmó Mark Regev, vocero del gobierno del primer ministro Benjamin Netanyahu.

Obama también reclamó a los palestinos que "cumplan con su parte" y proporcionen seguridad en Cisjordania, y una reducción de la animosidad hacia Israel en escuelas y templos. "Cada parte tiene sus obligaciones bajo la hoja de ruta", dijo el anfitrión, en relación con el plan internacional para una solución pacífica en la zona.

La salida que auspicia Obama comprende el fin de la construcción de asentamientos judíos en territorio palestino. Y por eso recordó que así se lo dijo al premier Netanyahu durante la visita de éste a la Casa Blanca a comienzos de mes.

El mandatario afirmó que Estados Unidos es un "aliado incondicional" de Israel, pero insistió en que considera que el cumplimiento de la "hoja de ruta" es el mejor modo de garantizar la seguridad del Estado judío.

Acompañado por Abbas, Obama hizo breves declaraciones en la Oficina Oval de la Casa Blanca, luego de que ambos líderes se reunieron en privado. Fue el primer encuentro de los dos mandatarios y siguió a otro similar que, días atrás, mantuvo con Netanyahu, ocasión en que quedaron de manifiesto las diferencias entre ambos, cuando el premier no avaló públicamente la existencia de un Estado palestino y se abstuvo de todo compromiso en cuanto a detener la construcción de nuevos asentamientos.

"Soy un fuerte partidario de la solución de dos Estados", señaló Obama, quien manifestó su "aprecio" por el hecho de que Abbas "comparta" ese punto de vista.

Comentá la nota