Obama recibió las primeras críticas del Vaticano.

Funcionarios de la sede de la Iglesia Católica criticaron a presidente de los Estados Unidos por levantar la prohibición que impedía financiar a grupos que promuevan el aborto.
Funcionarios del Vaticano dijeron el sábado que estaban decepcionados por la decisión del presidente estadounidense Barack Obama de levantar la prohibición de la entrega de fondos federales a grupos internacionales que realizan abortos o proveen información sobre el tema.

El titular de la Academia Pontificia de la Vida, monseñor Rino Fisichella, pidió a Obama escuchar todas las voces en Estados Unidos sin "la arrogancia de aquellos que, por tener poder, piensan que pueden decidir sobre la vida y la muerte".

Fisichella dijo en una entrevista publicada el sábado en el Corriere della Sera que "si éste es uno de los primeros actos del presidente Obama, tengo que decir, con el respeto debido, que nos encaminamos rápidamente a la decepción".

Obama firmó una orden ejecutiva el viernes que puso fin a la prohibición, revirtiendo con ello una política del gobierno de su predecesor George W. Bush.

"Con ello asesta un duro golpe no solamente a los católicos, sino a toda la gente en el mundo que lucha contra la masacre de inocentes que es el aborto", dijo otro funcionario de la academia, monseñor Elio Sgreccia, a la prensa local.

"Con las muchas cosas buenas que él pudo haber hecho, Barack Obama en lugar de ello escogió la peor", dijo Sgreccia. No se pudo contactar a representantes de la academia el sábado.

Comentá la nota