Obama promete para fin de año su plan migratorio

Dijo que tendrá lista la reforma en diciembre, para que pueda ser debatida en 2010
GUADALAJARA.- El anuncio del presidente norteamericano, Barack Obama, de presentar antes de que termine el año el borrador de un proyecto de ley de reforma migratoria en Estados Unidos fue el compromiso que despertó los mayores elogios en el cierre de la quinta Cumbre de Líderes de América del Norte, celebrada ayer y anteayer en la ciudad mexicana de Guadalajara.

En una conferencia de prensa junto con el presidente mexicano, Felipe Calderón, y el primer ministro canadiense, Stephen Harper, Obama señaló que es necesario reformar el sistema migratorio de su país porque el actual sólo propicia una mayor explotación de los trabajadores indocumentados en suelo norteamericano, que serían unos 12 millones.

Además, Obama prometió que presentará una iniciativa de ley antes de diciembre, para que sea sometida a debate en 2010, y que no tendrá en cuenta las consecuencias políticas adversas que algunos críticos auguran para el proyecto.

"Esto será difícil. La reforma migratoria va a requerir la cooperación bipartidista. Habrá demagogos allá afuera que van a tratar de sugerir que cualquier tipo de legalización de aquellos que ya viven en Estados Unidos es inaceptable", dijo el mandatario, que hizo de la reforma migratoria una bandera de su campaña hacia la Casa Blanca, en 2008.

El presidente destacó que el actual sistema migratorio estadounidense es una fuente de tensión en las relaciones con México y no resuelve la situación de la población indocumentada en su país.

"Esas son luchas que debo tener, aunque los números de las encuestas estén al 70 o al 40% [de aprobación del proyecto]. Esa es simplemente la naturaleza del debate sobre migración en Estados Unidos", agregó.

Por su parte, Calderón le pidió a Obama que no olvidara el peso que los inmigrantes mexicanos tienen en la economía y en la sociedad norteamericanas, y subrayó la "valentía y la profundidad" del presidente estadounidense para abordar la cuestión migratoria.

"Todos ellos [los inmigrantes mexicanos] han aportado enormemente a la economía y a la sociedad norteamericana. Es impensable que Estados Unidos haya logrado ser la primera potencia del mundo en el siglo pasado sin la colaboración de los trabajadores mexicanos", dijo.

Sin embargo, el anfitrión de la cumbre no se refirió a una posible reforma migratoria en su país, reclamada desde hace años y que parece lejos aún de concretarse.

En tanto, el embajador de México en Washington, Arturo Sarukhán, indicó que existen posibilidades de que los cambios en la ley estadounidense se produzcan este año, aunque no mostró optimismo.

"Si el resto de la agenda legislativa en Estados Unidos se mueve en la dirección correcta, podría abrirse un espacio, entre noviembre y marzo próximos, pero evidentemente, por ahora, esa reforma migratoria no está lista para ser presentada [al Congreso]", señaló el funcionario.

Obama aseguró que reformar el sistema de salud es su prioridad actual, y que por ese motivo atender el proyecto migratorio tuvo que esperar. Sobre el sistema de salud, sostuvo que debe ser reformado porque "no funciona", pese a que se realiza el mayor gasto por persona del mundo. En la actualidad, alrededor de 50 millones de estadounidenses carecen de seguro médico.

Comentá la nota