Obama podrá reducir emisión de CO2 sin supervisión del Congreso

El presidente estadounidense, Barack Obama, podrá regular en el futuro las emisiones de dióxido de carbono también sin la aprobación del Congreso, según una decisión tomada hoy por la Agencia de Protección Ambiental (EPA, según sus siglas en inglés).
Al mismo tiempo que comenzaba la cumbre sobre el clima de la ONU en Copenhague, la EPA declaró a los gases de efecto invernadero "dañinos para la salud pública".

Esta decisión, que se esperaba desde hace meses, da al gobierno el derecho a limitar las emisiones por su cuenta en base al "clean air act" (ley del aire limpio), una ley de medio ambiente de 1990.

En teoría, la decisión de la EPA habilitaría a Obama a implementar medidas de protección del clima aprobadas ya por la Cámara de Representantes, pero retenidas en el Senado. De todas maneras, Obama ya dijo que no negociaría al margen del Congreso.

La decisión de la EPA se basa en una sentencia de la Corte Suprema de Estados Unidos del año 2007, que otorga a la agencia gubernamental el derecho a considerar dañinos para la salud los gases de efecto invernadero y así regular su emisión de acuerdo a la base jurídica existente.

Bajo el gobierno del antecesor de Obama, George W. Bush, la EPA no actuó, pero pocas semanas después de la asunción del nuevo presidente comenzó a vislumbrarse un cambio de rumbo.

Comentá la nota