Obama no es pingüino

Por Jorge Oviedo

El sueño de un Obama estatizando empresas inspirado en los Kirchner terminó. El propio presidente de los Estados Unidos acaba de decir que Chile y Brasil son los dos países ejemplares en la región . Y que pide consejo a la chilena Michele Bachelet , con quien se reunió, para saber cómo tratar con el resto de América latina. Además, dijo que es una de las líderes más convicentes, no sólo de la región, sino del mundo.

Y a Lula lo elogió porque aunque venía de lo "ser percibido como un duro izquierdita" y del movimiento sindical, demostró ser "una persona muy práctica" que "mantiene relaciones con todo el espectro político en América latina" y, además, "ha instituido toda clase de inteligentes reformas de mercado que han hecho a Brasil prosperar".

"Creo que esto muestra el camino para otros países que quizás, donde la tradición democrática no está tan profundamente arraigada como nos gustaría, y podemos hacer causa común mostrándole a esos países que la democracia, el respeto por los derechos de propiedad, respeto por las economía basadas en mercados y por las reglas de juego pueden de hecho conducirlos a la prosperidad"

Obama volcó estos conceptos en una conferencia de prensa que dio hoy con los corresponsales en la Casa Blanca y en la comunicación conjunta tras la audiencia con Bachelet en el salón Oval

Comentá la nota