Obama pedirá al Congreso aumentar el presupuesto de guerra

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pidió al Congreso 83.400 millones de dólares en fondos suplementarios para financiar hasta septiembre las operaciones militares en Irak y Afganistán.
"Enfrentamos una situación de seguridad en Afganistán y Pakistán que exige atención urgente", indicó el mandatario en una carta dirigida a la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, al justifica la solicitud.

Obama añadió que se ha producido un resurgimiento de los grupos talibanes en Afganistán y al Qaeda amenaza a Estados Unidos desde sus refugios a lo largo de la frontera entre Pakistán y Afganistán.

El presidente explicó que el 95 por ciento de los fondos se usará para apoyar las labores de los militares estadounidenses que "ayudan al pueblo de Irak a asumir su propia responsabilidad en el futuro" y que trabajan para desmantelar a Al Qaeda en Pakistán y Afganistán.

"Esta solicitud de fondos asegurará que toda la fuerza de EE.UU. -nuestro poder militar, de inteligencia, diplomático y económico- participe en el esfuerzo por derrotar a al Qaeda y desalojarlo de los refugios desde los cuales conspira y se entrena para ataques a la patria y a nuestros aliados", afirmó en la misiva.

Obama recordó que en otras ocasiones el Congreso ha actuado rápidamente para aprobar ese tipo de peticiones e instó al Legislativo "a que lo haga una vez más".

La solicitud había sido anunciada previamente por el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, quien indicó que "los esfuerzos en Irak y Afganistán tienen fondos sólo hasta la mitad de este año fiscal", es decir, hasta el pasado 31 de marzo.

Según la cadena de televisión CNN, los fondos cubrirán las necesidades militares hasta finales de septiembre, cuando concluye el año fiscal 2009.

CNN agregó que, según sus fuentes, probablemente este sea el último suplemento que el Gobierno pida al Congreso para financiar ambos conflictos.

En marzo, Obama anunció que Estados Unidos completará la mayor parte de la retirada de sus tropas de Irak a finales de agosto del próximo año.

Al mismo tiempo, señaló que completará el despliegue de más de 21.000 soldados en Afganistán. De ese total, 17.000 tendrán la tarea de luchar contra los talibanes en el sur y el este del país.

Los 4.000 restantes participaran en tareas de entrenamiento de las fuerzas militares afganas.

"Se necesita un fondo suplementario para financiar la nueva estrategia en Afganistán y el repliegue (...), el proceso que conducirá a la salida de todas nuestras tropas de combate en Irak", dijo Gibbs.

Comentá la nota