Obama ordena bloquear el pago a la cúpula de AIG

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, le ordenó a su secretario del Tesoro, Timothy Geithner, "buscar todos los caminos legales posibles para bloquear" los millones de dólares en bonificaciones que debe pagar a ejecutivos la firma de seguros American International Group (AIG), una de las principales beneficiarias del salvataje financiero.
Obama dijo que el gigante de seguros tiene problemas financieros a causa de "la imprudencia y la avaricia" y se comprometió a buscar medios para ayudarlo. "¿Cómo van a justificar este asalto a los contribuyentes que están manteniendo a flote la empresa?", preguntó el mandatario.

"Es difícil entender cómo los corredores de derivados en AIG se merecieron bonificaciones, mucho menos 165 millones de dólares en paga extra", dijo el presidente estadounidense al inicio de una comparecencia para anunciar ayuda a pequeños negocios afectados por la recesión.

Luego, y tras hacer notar que AIG ha "recibido sumas sustanciales" de ayuda del gobierno federal, Obama dijo que le pidió al secretario del Tesoro, Timothy Geithner, "que use esa influencia para emplear cada recurso legal posible para bloquear esas bonificaciones".

El jefe del comité de servicios financieros de la Cámara de Representantes dijo, por su parte, que la decisión de AIG de pagar millones de dólares en bonificaciones a sus empleados equivale a "recompensar la incompetencia".

El representante demócrata Barney Frank agregó, en la misma línea, que es tiempo de hacer serias reformas en la compañía.

"Esa gente quizás tiene derecho a sus bonificaciones, pero no tiene derecho a sus empleos eternamente'', dijo Frank durante una entrevista al programa matutino de la NBC Today.

Los 165 millones de dólares estaban disponibles para los ejecutivos desde el domingo y fueron parte de un total mayor que, según reportes, alcanzaría los 450 millones de dólares. La compañía ha recibido más de 170.000 millones de dólares en fondos federales de rescate.

También se reveló el fin de semana pasado que AIG usó más de 90.000 millones de la ayuda federal para pagarles a bancos norteamericanos y extranjeros, algunos de los cuales ya habían recibido ayuda federal de sus propios gobiernos.

El grueso de los pagos de bonificaciones corresponden a AIG Financial Products, la unidad de la compañía cuyas transacciones con bienes riesgosos causaron las pérdidas masivas de la aseguradora.

AIG reportó este mes que había perdido 61.700 millones de dólares en el cuarto trimestre del año pasado, la mayor pérdida empresarial en la historia.

Comentá la nota