Obama llamó a una "coordinación internacional" para garantizar alimento para países pobres

Obama llamó a una
El presidente estadounidense, Barack Obama, llamó a una coordinación global para proteger las provisiones de comida para los países más pobres del mundo mientras la crisis económica se profundiza.
Obama hizo esta exhortación durante su reunión con el secretario de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, para sus primeras conversaciones en la Oficina Oval, en medio de una amplia preocupación internacional sobre el impacto de la crisis en los países en vías de desarrollo.

"Hablamos sobre la crisis económica y sobre cómo está afectando no sólo a los países desarrollados sino también a países muy pobres", dijo Obama.

El presidente añadió que la crisis era una "amenaza potencial para las provisiones de comida si sigue empeorando", y mencionó la necesidad de una "coordinación internacional".

Por otra parte, Obama, y Ki-moon, se comprometieron a trabajar juntos para frenar la crisis humanitaria en Darfur y lanzaron un llamamiento conjunto para que el Gobierno de Sudán permita la entrada de los grupos de ayuda humanitaria, porque de lo contrario, la crisis alcanzará unas "dimensiones grandiosas", dijo el presidente estadounidense.

Según Naciones Unidas, cerca de un millón y medio de sudaneses se han quedado sin acceso a servicios sanitarios, y un millón sin alimentos, después de que el Gobierno de Sudán expulsara a una quincena de organizaciones humanitarias extranjeras que trabajaban en la zona.

La decisión del Gobierno vino después de que la Corte Penal Internacional (CPI) emitiera una orden de arresto internacional contra su presidente, Omar Hasan al Bahir por crímenes de guerra y contra la humanidad en Darfur.

El presidente estadounidense aseguró que la crisis humanitaria que se vive en Darfur es "inaceptable", y coincidió con Naciones Unidas en exigir la paz y la seguridad para esta región.

En la reunión, los dos dirigentes hablaron, además, de Afganistán, donde Estados Unidos tiene previsto enviar unos 17.000 soldados en la próxima primavera.

Comentá la nota