Obama lanza un plan contra el ciberterrorismo

Designará a un "zar" que tendrá la tarea de prevenir los ataques informáticos contra EE.UU.
WASHINGTON.- Con el objetivo de evitar crímenes informáticos y ataques de hackers a las redes de comunicación e información del país, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció ayer que creará un cargo de "ciberzar" en su gobierno, mientras que el Pentágono tendrá próximamente un comando militar que estará destinado a ese mismo fin.

Obama señaló que la seguridad en Internet y las tecnologías inalámbricas suponen "el reto económico y de seguridad más serio que enfrenta el país", y añadió: "La prosperidad económica de Estados Unidos en el siglo XXI dependerá de la ciberseguridad".

El nuevo "zar" controlará un paquete multimillonario destinado a coordinar y mejorar la seguridad del gobierno, los sistemas financieros, el control del tráfico aéreo y otros sistemas de eventuales ataques de hackers . Obama recordó ayer el peligro que representan el robo de cuentas bancarias y de la propiedad intelectual.

"No estamos tan preparados como debiéramos [para hacer frente a las amenazas cibernéticas]", dijo.

El nombre del primer "ciberzar" de Estados Unidos será dado a conocer sólo la semana que viene. La creación del cargo resultó de las conclusiones de una revisión de la seguridad de las redes cibernéticas oficiales que Obama encargó apenas comenzó su gobierno, en enero pasado.

El mandatario subrayó que el nuevo cargo no implicará en ningún caso recortes a la libertad en la Red. "Garantizaremos y protegeremos los derechos civiles y personales", prometió Obama, que se volvió a declarar a favor de la "neutralidad" del gobierno en este sector, para que, según dijo, Internet siga siendo "como debe ser: abierta y libre".

La criminalidad en Internet costó en los últimos dos años más de 8000 millones de dólares a los estadounidenses, según datos del gobierno norteamericano. En tanto, la cifra de ataques por Internet contra el gobierno y redes privadas pasó de 4095 en 2005 a 72.065 el año pasado, según afirmaron las fuentes oficiales.

Sin embargo, más allá de las pérdidas económicas, el ciberterrorismo también plantea nuevos desafíos para Estados Unidos y las demás naciones en el área de defensa.

Al respecto, Obama dijo que el año pasado, "en el ataque más serio" contra las redes militares norteamericanas, "varios miles de computadoras fueron infectadas por software malicioso".

Riesgo militar

"Pudimos atisbar el futuro rostro de la guerra cuando los tanques rusos avanzaban sobre Georgia y los ciberataques estropearon los sitios de Internet gubernamentales georgianos", dijo Obama.

A modo de ejemplo sobre el desafío del ciberterrorismo a la seguridad nacional, Obama citó las presuntas intenciones de la red terrorista Al-Qaeda, a la que se le atribuye la responsabilidad de los atentados del 11 de septiembre de 2001, de lanzar un ataque informático sobre Estados Unidos.

Pero señaló también otros escenarios posibles, que abarcan tanto ataques de "empleados disgustados" dentro del país como de los "hackers solitarios a miles de kilómetros de distancia, el crimen organizado, el espionaje industrial y, de manera creciente, los servicios extranjeros de inteligencia".

Aunque no se conoce el nombre del funcionario que encabezará la nueva oficina de la Casa Blanca contra los hackers , se sabe que formará parte tanto del Consejo de Seguridad Nacional como del Consejo Económico de la Casa Blanca.

Además de esta iniciativa de la Casa Blanca, también el Pentágono está desarrollando sus planes para abrir un nuevo "comando para el ciberespacio", según informó ayer The New York Times . El diario dijo que el comando castrense "complementará" los esfuerzos del ciberzar que designará Obama.

"Este desarrollo -dijo The New York Times - es un reconocimiento de que Estados Unidos ya tiene computadoras arma en su arsenal y que debe preparar estrategias para su uso."

Comentá la nota