Obama inicia la transición a una economía ecológica

Presentó un plan para reducir el consumo de combustible y limitar la emisión de gases
WASHINGTON.- Hasta ahora, el tema parecía postergado por la urgencia económica. Pero el presidente Barack Obama dio ayer un paso "histórico" a favor de su anunciada agenda ecológica con un plan de siete años que, de aquí a 2016, aspira a reducir el consumo de combustible en el país y la producción de emisiones contaminantes.

Con eso, el líder demócrata busca, también, reducir la dependencia de los Estados Unidos del petróleo que ahora importa de Arabia Saudita, Venezuela, Libia y Nigeria.

En este sentido, afirmó que la actual dependencia nacional del petróleo provoca una "vulnerabilidad" frente a los "volátiles mercados de crudo", así como el pago de "miles de millones de dólares" a naciones exportadoras de petróleo, "muchas de las cuales no apoyaríamos si tuviéramos otra alternativa", sin especificar a cuáles se refería.

El giro implica una clara diferenciación de lo que, en materia ambiental, fue el curso de su predecesor, el ex presidente George W. Bush.

"El efecto de lo que pretendemos equivaldría a sacar de las calles a 58 millones de autos durante todo un año", dijo Obama.

En concreto, lo que se pretende es la fijación de nuevas normas para el consumo de naftas, cuya adopción implicarán una reducción de los gases de efecto invernadero de 900 millones de toneladas métricas. Y un ahorro de 1800 millones de barriles de petróleo durante la aplicación del programa.

"Eso es más petróleo del que importamos de forma combinada el año pasado desde Arabia Saudita, Venezuela, Libia y Nigeria", dijo Obama, al presentar el plan en la Casa Blanca. El nuevo esquema obliga a la industria del automóvil a fabricar modelos más eficientes en el consumo de combustible. "Si bien Estados Unidos constituye menos del 5% de la población mundial, creamos casi la cuarta parte de la demanda mundial de petróleo. Este apetito tiene un costo enorme´´, añadió.

Representantes de los principales gigantes industriales del sector acompañaron a Obama durante el acto, en el cual el presidente sostuvo que el paso acordado era "histórico" y se mostró convencido de que ayudará a los Estados Unidos a "romper su dependencia del petróleo, a reducir su polución y a comenzar la transición a una economía ecológica".

Además, afirmó que, pese a que en el país había muchas diferencias de opinión -e intereses contrapuestos- a la hora de hablar de contaminación y gastos en combustible, subyacía el consenso generalizado de que "el actual statu quo ya no es aceptable".

El republicano Arnold Schwarzenegger, gobernador de California, el estado precursor en este tipo de medidas, aplaudió el plan de Obama. "Ahora hemos creado un estándar que va a ayudar a todos", declaró. Los halagos también llegaron del ámbito científico. "Este es un día histórico", dijo David Friedman, director de The Union of Concerned Scientists.

Los nuevos requerimientos en materia de consumo de combustible por kilómetros recorridos serán aplicables a modelos que la industria automotriz saque al mercado a partir de 2011. Para 2016, la iniciativa supondrá un recorte cercano al 30% en las emisiones de gases que provocan el efecto invernadero, según estimaciones oficiales.

Traba al cierre de Guantánamo

* WASHINGTON (AP).? Los senadores demócratas le negarán al presidente Barack Obama los fondos necesarios para cerrar la cárcel de Guantánamo hasta que el gobierno elabore un plan satisfactorio para trasladar a los detenidos, dijo ayer una alta fuente del partido, que pidió no ser identificada. La fuente indicó que los senadores se negarán a aprobar el desembolso de 80 millones de dólares para los departamentos de Justicia y de Defensa necesarios para reubicar a los 240 prisioneros en Guantánamo. Por su parte, el vocero del Pentágono, Geoff Morrell, señaló que no ve ninguna razón para que no se cumpla el plazo para cerrar la controvertida prisión antes de enero próximo, tal como lo ordenó Obama.

Comentá la nota