Obama firmó el plan y dijo: "En un mes hicimos más que en una década"

Obama firmó el plan y dijo:
El mandatario realizó un acto en Denver, Colorado, donde promulgó el salvataje. "Es el plan de recuperación económica más profundo de nuestra historia", señaló el jefe de Estado
El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, viajó hoy hacia el oeste del país para convertir en ley el millonario plan de estímulo económico y anunciar medidas para frenar una ola de ejecuciones hipotecarias.

El mandatario se dirigió al estado de Colorado, para sumar apoyo del interior del país a sus planes para salir de la peor crisis económica en 80 años.

En Denver, la capital de Colorado, el presidente promulgó el paquete de 787.000 millones de dólares que usará para poner en marcha un enorme plan de obras públicas con el que espera preservar o crear 3,5 millones de empleos.

En un acto realizado a las 13:10 hs (las 18:10 en Argentina), el presidente dió también el puntapié inicial a un programa de recorte de impuestos que beneficiará al 95% de la clase media norteamericana, en cumplimiento de una promesa de campaña.

"Con la promulgación de este plan de rescate, junto con la ley de extensión del seguro de salud para niños, hemos hecho más en 30 días que en la última década", aseguró Obama antes de firmar el plan.

También, aseguró que se trata del "plan de recuperación económica más profundo de nuestra historia". "Este plan no solo salvará empleos, sino que pondrá a los estaodunidenses a trabajar en aréas cruciales", afirmó.

"Habrá tropiezos, pero tengo confianza que si hacemos lo que tenemos que hacer, dejaremos atrás esta crisis e iremos hacia la prosperidad", indicó.

La aprobación de la ley de estímulo, el viernes pasado, constituyó la primera gran victoria de Obama desde su llegada al poder, el 20 de enero, en su esfuerzo por reflotar al país de su peor ida a pique financiera desde la Gran Depresión, de 1929.

Los legisladores republicanos rechazaron en su mayoría la nueva ley, que no obtuvo ningún voto de la oposición en la Cámara de Representantes y apenas tres en el Senado, aunque vitales.

Con la ley promulgada bajo el brazo, Obama viajará a Phoenix, Arizona, donde mañana miércoles hará anuncios relativos a la crisis hipotecaria que estalló el año pasado en el país, primera manifestación de su actual debacle económica.

Con el objetivo de ayudar a las 10.000 familias que, según estimaciones, pierden su casa a diario por no poder pagar sus hipotecas, se especula desde hace días con que el presidente podría anunciar moratorias o una disminución en los intereses.

Comentá la nota