Obama le envió una carta secreta a Rusia para proponer pacto contra Irán

Obama le envió una carta secreta a Rusia para proponer pacto contra Irán
El presidente de los EEUU le escribió a su par Medvedev y le prometió que renunciará a los escudos antimisiles en Europa del Este si éste le ayuda a impedir que Irán obtenga cohetes de largo alcance
El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, ofreció en una "carta secreta" a su par ruso, Dmitri Medvedev, renunciar a la instalación de un sistema defensivo en Europa del Este, a cambio de que Moscú ayude a impedir que Irán obtenga cohetes de largo alcance, informó el diario New York Times.

En la carta, entregada a Medvedev por un alto funcionario gubernamental norteamericano, se indica que los Estados Unidos no requiere el sistema defensivo antimisiles en caso de que Irán renuncie a la construcción de cabezas nucleares y cohetes balísticos.

La noticia se conoció casi simultáneamente con el anuncio de Moscú, de que propondrá a Estados Unidos reducir "todos los tipos de vectores nucleares en el ámbito de un nuevo tratado de reducción de armas nucleares estratégicas".

El nuevo tratado deberá reemplazar el tratado Start I, de reducción de armas nucleares, que concluye en diciembre. Rusia "desea preservar las limitaciones no solo sobre las cabezas nucleares, sino también sobre todos los tipos de vectores nucleares", anticipó Lavrov, al periodismo de su país.

Según el ministro de Exteriores ruso, los límites numéricos para los misiles y sistemas de artillería en grado de transporte o lanzamiento de bombas nucleares son demasiado altos. Lavrov manifestó el temor de que los Estados Unidos prosiga la línea trazada por la administración de George Bush hijo, que

intentaba aumentar el número de vectores.

Además otro peligro a su parecer es que ciertos sistemas de lanzamiento sean modificados para ser consideradas armas convencionales y no más nucleares, escapando así a la jurisdicción de los acuerdos Start.

El Start 1 fue firmado en 1991 por George Bush padre y Mijail Gorbachov en nombre de la URSS y desde entonces el tema es motivo de fricción entre Moscú y Washington.

Comentá la nota