Obama cuenta a la Argentina como un país que "tiene contribuciones para aportar"

Pocas horas antes de asumir como presidente de Estados Unidos, Barack Obama, hizo un guiño a la Casa Rosada al mencionar a la Argentina como uno de los países de Latinoamérica que "tiene contribuciones para aportar".
El primer mandatario con raíces afroamericanas en llegar a la Casa Blanca ubicó así a la Argentina en un lote de potenciales aliados en la región junto a Brasil, México y Chile.

Estos tres países fueron los preferidos de Estados Unidos durante el gobierno de su antecesor George W. Bush, mientras que la relación con la Argentina fue de mediocre a mala en el mismo período, en parte por su acercamiento a Venezuela.

Precisamente, la divisoria de aguas de Obama situó del otro lado a Venezuela, ya que consideró que su presidente Hugo Chávez "ha impedido el progreso de la región".

Obama, quien asume mañana su cargo como Presidente, sostuvo que "los Estados Unidos son sólo un vecino y todos los otros países, Brasil, México, Argentina, Chile, todos en la región, tienen contribuciones importantes que aportar".

El ex senador demócrata hizo una primera mención pública sobre la Argentina durante un reportaje dado a la cadena de televisión hispana Univisión.

Precisamente, la asunción del líder demócrata encuentra a la presidenta Cristina Kirchner en una gira por Cuba y Venezuela dos de los países más hostiles a la hegemonía estadounidense.

Si bien el dirigente oriundo de Illinois dijo que prevé acercarse a Cuba -pese a que en una primera etapa no levantará el bloqueo comercial a la isla- fue duro con Venezuela.

"Hay que ser muy firmes cuando vemos estas noticias, que Venezuela está exportando actividades terroristas o respaldar a entidades maliciosas como las FARC. Eso crea problemas que no se pueden aceptar. Ese no es un buen comportamiento internacional que debemos esperar de cualquiera en el hemisferio", sostuvo.

Cristina Kirchner y Obama tendrán la oportunidad de verse en la Cumbre de las Américas en Trinidad y Tobago, en abril próximo, luego de que tuvieran un diálogo telefónico ameno mientras la mandataria argentina se encontraba de gira por África del Norte, en diciembre pasado.

Obama enmarcó esas declaraciones en el deseo de establecer "un cambio" en las relaciones entre su país y Latinoamérica, y para ello se mostró dispuesto a "hablar con quien sea, cuando beneficie".

"Nuestra responsabilidad como norteamericanos no es dictar políticas o lo que conviene a otros países, sino encontrar cooperación de interés mutuo", afirmó el presidente electo, cuya victoria en noviembre pasado se convirtió en un hecho histórico por ser el primer mestizo descendiente de afroamericano en llegar a ese cargo en los Estados Unidos.

Mientras Obama será investido este martes como presidente, el embajador en la Argentina, Earl Wayne, ofrecerá un brindis en la sede diplomática, donde luego será televisada la ceremonia de asunción presidencial.

Comentá la nota