Obama, acosado por los ultraconservadores

El odio a Obama se convirtió en el eje de la franja más conservadora de la sociedad. La señal más preocupante fue la polémica encuesta de facebook: "¿Debería ser asesinado Obama?". Las amenazas al mandatario crecieron un 400% respecto de la administración Bush
"El 30% de los norteamericanos odiaban a Roosevelt, y ese número nunca desapareció", asegura el demócrata Bob Shrum, que recuerda cómo el ex presidente norteamericano se pasó cuatro años combatiendo las proclamas incendiarias de la derecha y agradeció incluso el odio a su persona en su discurso del Madison Square Garden en 1936.

Hay quienes sostienen que lo que le dicen ahora a Obama no es ni más o menos que lo que en su día les dijeron a Ronald Reagan o a George W. Bush, y que no hay razones de peso para jugar a la "victimización" racial o para disparar las alarmas.

Pero en los mítines de Reagan no había "patriotas" con pistolas o con fusiles de asalto, como los que han merodeado últimamente los actos de Obama sobre la reforma sanitaria. El presidente republicano sí llegó a encajar sin embargo los balazos de un desequilibrado cuando llevaba apenas 69 días en la Casa Blanca.

Con 200 millones de armas circulando de mano en mano, y amparados por el derecho a llevar pistolas, los norteamericanos no saben nunca por dónde pueden venir los tiros.

En el caso de Obama, la preocupación por un atentado se remonta a las primarias demócratas y subió de intensidad en la recta final de las presidenciales. En su discurso de la victoria en Chicago, dos inmensos cristales antibalas le protegieron de los francotiradores en la distancia.

Según revela ahora la revista New York, las amenazas contra la vida de Obama aumentaron un 400% con respecto a las de Bush cuando estaba en la Casa Blanca.

De acuerdo con una encuesta del Public Policy Polling en el estado de Nueva Jersey, el 14% de los republicanos piensa que Obama es el Anticristo y el 33% está convencido de que no es ciudadano norteamericano y que probablemente nació en África, según informó el diario El Mundo.

Comentá la nota