El oficialismo ganó la interna radical y Luis Sued ya es candidato a concejal

Con un aplastante 73 por ciento le ganó a la lista conducida por Ramiro Illia que sacó el 27 por ciento de los votos. Después de la elección, los contrincantes se saludaron y coincidieron en que "el ganador fue el radicalismo" por ser el único en realizar internas. Las nóminas que la UCR presentará ante el frente electoral que reúne a otros partidos estará integrada por mayoría y minoría.
En una jornada tranquila se llevó a cabo la elección interna del radicalismo local que tuvo como protagonista al oficialismo, que logró una lista unidad con otros sectores del partido, y a un grupo opositor encabezado por Ramiro Illia. Los liderados por Luis Sued obtuvieron 1.087 votos y ganaron en casi todos las mesas del partido. En tanto, el Grupo del Parque fue votado por 403 afiliados.

El total de personas que participó de la elección interna fue de 1.490, de 10 mil afiliados que luce el partido. Es decir que sólo el 15 por ciento del padrón se acercó a una escuela a votar. Los datos, aunque ciertos, fueron relativizados por ambas listas en pugna. Desde la ganadora nómina 19 dijeron que el padrón no es real y que el hecho de que hayan participado casi 1.500 personas es muy importante.

Los resultados arrojaron una conformación compartida de la lista final que representará a la UCR en la discusión con sus aliados electorales. Primero se leerá el nombre de Sued, luego otro integrante de su lista, Vicente Ardissone. El tercer lugar le corresponde a la lista 18, pero como la ley dicta que cada dos hombres debe haber una mujer, ese sitio lo ocupará la primer integrante femenina de la lista de Ilia, Agustina Corona.

Una vez terminada la elección del domingo pasado, según pudo reconstruir este medio, Illia concurrió al local donde se encontraba Sued para felicitarlo por el triunfo y allí ambos se elogiaron e incluso, el flamante primer candidato de la UCR le permitió al representante de la lista 18, decir unas palabras a los presentes.

En tanto, la misión de la visita, por parte de Illia, tenía entre sus objetivos el de dejar claro que su lista ocuparía el lugar que le corresponde a la minoría. Esto, para diferenciarse de elecciones anteriores donde los perdedores abandonaban el escenario político.

Aquel diálogo tuvo el mismo tono que la campaña: "Calmo y cordial", según explicaron los presentes. Desde el oficialismo partidario aseveraron, en coincidencia con los opositores, que "el ganador fue el radicalismo".

Números y posicionamientos

Hay dos datos no legibles a simple vista en los números que sobresalen de la interna del radicalismo. El primero es que, al ganar la lista oficial, quedó mejor posicionado el sector que dentro de la UCR responde al intendente Héctor María Gutiérrez, uno de los que integró dicha nómina ganadora. Esto podría simplificar las conversaciones dentro de la convergencia del Panradicalismo, integrado por la Coalición Cívica, el socialismo, el cobismo representado por Gutiérrez, y los radicales.

En un análisis distinto, otras fuentes indicaron que el sector victorioso en la UCR pide a Sued como primer candidato de dicha nómina por ser el único, de los partidos integrantes del frente electoral, que ganó una interna.

El segundo indicador es que en el radicalismo local, la agrupación de jóvenes denominada Grupo del Parque, se posicionó frente a sus correligionarios y mostró su fuerza de representación. Hasta el momento, el grupo comandado por Illia no había intentado disputar internas a pesar de su extensa militancia, pero después de esta elección, se ganó un lugar entre las líneas internas del radicalismo de Pergamino.

Sued mantuvo con LA OPINION un diálogo poseleccionario en el que analizó la situación del partido y habló del futuro cercano.

-¿Cuál es su análisis de la elección interna?

-Evidentemente creo que el resultado, no en número, sino en general, lo tenemos que evaluar como positivo. Primero porque la cantidad de votantes, que fue de 1.500, no es menor. No fue una elección muy trabajada, ni con mucha movilización a través de autos, entonces, la concurrencia espontánea del afiliado hay que valorarla. Creo que no va a haber en Pergamino, ninguna estructura partidaria, de ninguna índole, que convoque a sus afiliados para elegir candidatos. Yo creo que, lo que se está haciendo son asambleas o reuniones en ámbitos muy chiquitos para resolver estas cuestiones. Nosotros dimos la alternativa de que sean los afiliados los que decidan y ellos son los que decidieron.

-¿Cuál es su relación con Gutiérrez? ¿Recibió apoyo para la elección?

-Sí, esta era una lista que nosotros pretendíamos que sea de unidad, y trabajamos en función de eso. Al final no se pudo concretar porque quienes fueron nuestros circunstanciales adversarios hicieron otra evaluación y decidieron participar de la elección interna, entonces de este lado quedamos casi todos los sectores que tienen vida en la actividad interna del radicalismo, entre ellos el sector que responde al intendente.

-¿Después de la elección hubo contacto con la lista opositora?

-Sí, por supuesto, estuvimos juntos. Incluso, cuando yo le agradecí a toda la gente que había colaborado con nosotros, también lo felicité a él (por Illia) porque creo que es muy meritorio lo que ellos desarrollaron y además, él también en nuestro local, se pudo dirigir a la gente y en definitiva los dos coincidimos en que más allá del resultado electoral el que ganó es el radicalismo.

-¿Por qué cree que participaron pocos afiliados?

-De un padrón de 10 mil, participó el 15 por ciento. Yo creo que es un padrón engañoso. Sobre todo si uno analiza la última elección interna que hubo en Pergamino, que fue en 2005, que se hizo en conjunto con una elección interna abierta para cargos electivos; todo en la Escuela Normal, con un despliegue extraordinario. Aquella vez, en la de los cargos electivos que se votaba en la planta alta, votaron siete mil personas, y en la planta baja que se votaba para autoridades partidarias, votaron 1.500 afiliados. O sea la misma cantidad de ahora. Eso refleja que lo de ayer no fue poco. Además, no hay ninguna duda que es un padrón que no responde a la realidad interna del radicalismo, si en la elección general del 2005, nosotros sacamos poco mas de ocho mil votos. No podemos tener mas afiliados que los votos que sacamos en los comicios generales. Nosotros estamos satisfechos porque es la cantidad de gente que preveíamos y, no es menor que 1.500 personas hayan decidido quienes serán los candidatos del partido.

-¿A qué cree que se debe que haya obtenido cerca del 70 por ciento del apoyo de la gente?

-Creo que, a pesar del escaso tiempo, hubo un muy buen trabajo militante. Nosotros no somos nuevos en el partido, ni somos improvisados, conocemos bastante a la gente. A pesar de que yo no he tenido actividad partidaria ni electiva en los últimos tiempos, por distintas circunstancias, nunca dejé de tener contacto con la gente. Participo constantemente en comisiones de fomento, en clubes, en actividades comunitarias que me tienen en permanente contacto con la gente, y al servicio de la gente. Por eso nos acompañó. Además de que muchos militantes también pusieron un gran esfuerzo para que nos fuera así.

-¿Cómo quedará la lista del radicalismo?

-Los dos primeros lugares son nuestros y el tercero lo pone la minoría.

-¿Y con el resto de los partidos?

-Los pasos a dar serán que un vez que las otras agrupaciones que van a integrar este acuerdo, entre la Coalición Cívica, el radicalismo, el cobismo y socialismo, designen sus candidatos, nos sentaremos a dialogar y creo que de manera coherente y civilizada determinaremos quienes son los mejores candidatos para confrontar en la elección del 28 de junio.

Comentá la nota