"Nunca recibí presiones del gobierno de Cristina"

"Nunca recibí presiones del gobierno de Cristina"
Habló con Clarín tras el cierre del plenario de comisiones que presidió. Justificó el apoyo al dictamen oficial y confirmó que pedirá varios cambios.
-¿Fue presionado por su bloque o por el Gobierno?

Bajo ningún punto de vista. El bloque nunca me presionó y siempre supo mi pensamiento crítico al proyecto de ley de radiodifusión.

¿Estuvo con Nestor Kirchner?

Nunca hablé con él y antes que me lo pregunte le digo que nunca recibí presión alguna del gobierno de Cristina Fernández, ni de ninguno de sus funcionarios.

Sin embargo circuló la versión que usted se reunió con el jefe de Gabinete Aníbal Fernández y que con él había viajado desde la Casa Rosada hasta la quinta de Olivos...

La única verdad es que mantuve una charla con el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zaninni, a quien manifesté que era necesario modificar la ley. Con todo respeto escuchó mis propuestas de cambios, pero no las compartió.

¿Lo ofendió el senador Sanz cuando le dijo que usted debe hacerse cargo por haber facilitado el debate de la ley?

Sanz debe mirar no hacia el senador Jenefes, sino a los diputados de la UCR que en la Cámara baja eludieron la responsabilidad histórica de modificar artículos importantes de la ley. Eso fue lo que sentí en ese momento.

¿Tuvo dudas sobre su conducta?

Tenía en claro que iba a emitir dictamen propio o un dictamen en disidencia.

Pero usted pudo bloquear el debate si se oponía en forma frontal, sin embargo emitió dictamen en disidencia parcial...

Nunca dije que iba a bloquear la ley. Sí creía que podía convencer a mi bloque que asumiera la responsabilidad de ser una cámara revisora y que esta ley no era un enfrentamiento de malos y buenos, sino que hay 50 años de radiodifusión que deben ser respetados, honrados y destacados. Porque esta industria se debe al esfuerzo de 50 años de trabajo.

¿Qué opina de este proyecto?

Que es una ley hecha por teóricos que jamás tuvieron empleados y que desconocen que un canal de TV, una radio, un cable, representan inversión, trabajo y un gran riesgo.

¿Qué cambios propondrá en el debate en particular?

Esta ley no es tan mala como para que sea rechazada, ni tan buena para que no sea modificada. Pero debe respetar la seguridad jurídica.

¿Cuáles son las cláusulas que usted cuestiona?

Crea inseguridad jurídica al no respetar derechos adquiridos que están encuadrados en la ley 22.285 y sus modificaciones.

¿Quá cambios le haría a la autoridad de aplicación?

No tengo objeciones sobre la autoridad de aplicación. Cumple con la legislación comparada, dentro de lo razonable.

¿Y sobre la adjudicación de licencias por el Estado en forma directa para las ciudades de más de 500 mil habitantes?

Si podemos mejorar la redacción, mejoraremos la seguridad jurídica.

¿Qué otro asunto le preocupa de esta norma?

Que no hayamos ni siquiera hablado, no solo de la publicidad oficial en cuanto a su reparto, algo que podría ser solucionado con otra ley. Si constituye competencia directa de esa ley que se permita a los medios públicos tener publicidad. Pero resulta que los medios públicos se sostienen con recursos de la Nación y los aportes privados, los impuestos que les coran a los medios privados.

¿Tiene otros reparos?

Me preocupa la autorización para que las cooperativas de servicios públicos puedan operar radio y televisión, en lugares donde ya hay pequeñas empresas de cable y radios privadas. Y también que en el tema de las sanciones, que no haya un efecto suspensivo claro y concreto en el caso de caducidad de licencias.

Comentá la nota