Nunca se documentó el destino del plazo fijo para el juicio

"Jamás se hizo una previsión para pagarle a Telefónica de Argentina, de eso estoy seguro".
Así, sin medias tintas, el ex secretario de Hacienda de Santa Rosa, Oscar Vignatti, salió al cruce de las declaraciones de Oscar Mario Jorge, Francisco Torroba y Gustavo Fernández Mendía sobre la existencia de un dinero guardado en el Banco de La Pampa ante un eventual fallo contrario a la comuna en el juicio contra Telefónica de Argentina por el espacio aéreo. Vignatti dijo que durante una gestión de gobierno se hacen "infinidad de depósitos a plazos fijos" que al terminar su plazo, pasan automáticamente a Rentas Generales.

El secretario de Hacienda de la gestión de Juan Carlos Tierno, Oscar Vignatti, refutó ayer las afirmaciones sostenidas en estos días por tres personas que estuvieron a cargo de la Municipalidad capitalina en distintos momentos. Jorge, Torroba y Fernández Mendía habían dicho que la comuna reservó una importante suma de dinero en relación con el juicio que Telefónica de Argentina le entabló hace más de una década por haber sido obligada a pagar el canon por espacio aéreo. El juicio está ahora en sus etapas finales. La semana pasada, la Cámara Federal de Bahía Blanca confirmó una sentencia de primera instancia en la que ordena a la comuna reintegrar a la compañía el monto cobrado por ese canon, más los intereses acumulados en todos estos años. Aquellos 1,5 millones de pesos se convirtieron al día de la fecha en 7,2 millones.

Nunca.

Ayer, Vignatti le dijo a LA ARENA que nunca hubo una partida económica destinada a este concepto. Plazos fijos de la comuna hubo y habrá muchos -forma parte del manejo habitual de las cuentas municipales- pero ninguno para pagarle a Telefónica. "Yo revisé todos los presupuestos, siempre lo hago, y en ninguno de ellos había una partida que dijera 'Previsión por litigio contra Telefónica', o algo por el estilo", sostuvo el ex funcionario. "Cuando se elaboran los presupuestos, si se va a hacer una previsión contable tenés que incorporarla al proyecto de presupuesto", abundó el contador.

En los presupuestos municipales de los últimos años "nunca hubo una previsión para pagar una deuda con Telefónica", reiteró Vignatti. De hecho, aseguró, para inmovilizar un dinero con un fin específico, debe hacérselo a través de una ordenanza. "Y en este caso no hubo ordenanza".

Además, añadió, si se hace una previsión por un riesgo, "habría que hacer previsiones por todo: por Clear, por si se te incendia la municipalidad, por si hay demandas de los empleados... No, no es así".

Con sus conocimientos profesionales y el paso por la Secretaría de Hacienda, Vignatti señaló que "plazos fijos hay siempre, se crean infinidad de plazos fijos". Ese dinero pasa automáticamente a Rentas Generales una vez que termina el plazo del depósito. Una práctica habitual, comentó, es depositar en plazo fijo durante un mes el dinero que llega por coparticipación y que debe destinarse a sueldos. "Vos sabés que el dinero está ahí, en el banco, y además en ese tiempo tenés una pequeña ganancia en los intereses que produce el plazo fijo".

Error.

En resumen, Vignatti sostuvo que todos los plazos fijos al no tener una afectación específica, "son de libre disponibilidad" una vez que vencen. Esto fue lo que pasó, estimó, con los depósitos por 1,5 millones de pesos que dejó la gestión de Néstor Alcala.

"Además -reflexionó-, no hace a una buena práctica contable tener dinero a plazo fijo cuando la municipalidad está en déficit. No puedo tener dinero en el Banco cuando estoy en deuda con los proveedores".

"Si hay un dinero disponible en el Banco, debe destinarse a pagar sueldos, a cumplir con los proveedores y a hacer obras", remarcó. "Desde Jorge a la fecha, jamás existió una partida para pagar a Telefónica. Lo que dice Torroba o lo que dice Jorge, es un error", concluyó.

Comentá la nota