Nunca le costó tanto al peronismo elegir a sus candidatos

La dirigencia del PJ no tiene interés en darle a los Kirchner las dos diputaciones nacionales en juego, y solo se preocupan por ganar espacios a nivel local. Por eso, jamás hubo tanto problema para encontrar candidatos a diputados nacionales.
Comienza una semana de definiciones, durante la cual los sectores mas fuertes del peronismo en sus distintas vertientes y el radicalismo, entre la oposición, deberán definir frentes y candidaturas para los comicios del 28 de junio.

El miércoles 29 vence el plazo para formalizar ante la justicia electoral las alianzas y frentes políticos. A pocos días de eso, ni el PJ ni la UCR tienen todo definido.

El peronismo -básicamente el gobernador Luis Beder Herrera- deberá decidir si ‘arma’ dos listas para los cargos de diputados nacionales o si, por el contrario, compite con una sola.

Si ‘arma’ dos listas, no habrá frente entre el PJ y los partidos ‘satélites’; el Frente del Pueblo de Javier Tineo y el Frente con Todos de Jorge Yoma.

Pero como no se encuentran candidatos suficientes para cubrir las dos postulaciones, es casi seguro que el PJ se integrará a los otros dos y habrá una ‘lista de unidad’ pero atada con alambre.

Allí, el embajador Jorge Yoma ocupará la primera candidatura y aún no se puede decidir la número dos, que necesariamente -por la ley de cupo- debe ser una ‘doncella’.

El problema es que, pese a tantas mujeres peronistas, ninguna ‘agarra viaje’ y la que quiere ser no cuenta con respaldo de sus pares ni del yomismo: Griselda Herrera, la chileciteña que pretende su reelección, no mide en las encuestas y es rechazada por el PJ, el Frente con Todos y hasta por el Frente del Pueblo.

Sin embargo, Griselda es ‘la candidata’ de Beder Herrera y el gobernador hará todo lo posible para imponerla, pese al rezongo de los ‘caciques’ del peronismo que tampoco ‘bancan’ a Yoma.

Las bancas provinciales

Es tanto el malestar entre los dirigentes del ‘kirchnerizado’ peronismo riojano, que ninguno está dispuesto a ‘trabajar’ para los candidatos que finalmente surjan para ocupar las bancas en el Congreso. Es que ese ‘compromiso’ de darle a Cristina K dos diputados nacionales para su proyecto, realmente importa muy poco a los ‘popes’ del PJ riojano que, alguna vez, fue menemista

Pero tanto Yoma como la compañera que le toque en suerte, se verán favorecidos porque irán en todas las boletas de los candidatos del oficialismo para cargos provinciales.

Y allí hay decenas de candidatos que se postulan y autopostulan para intentar agarrar una banca en la Legislatura o una silla en los Concejos Deliberante.

¿Caras nuevas?…pocas, muy pocas. El quintelismo no logra aún decidir a sus candidatos, aunque tiene al actual secretario de Servicios Públicos, Hugo Vera, uno de los pocos dirigentes que pueden mostrarse como parte de una ‘renovación’ generacional y que acaba de ‘profesionalizar’ sus equipos de asesores para elaborar propuestas y proyectos de interés ciudadano.

El bederismo decidió dar empuje a la fórmula de Délfor ‘Pocho’ Brizuela, actual ministro de Desarrollo Social, con la coordinadora ejecutiva Teresita Madera.

Y el lunismo, en alianza con un sector quintelista, propondrá a Carlos ‘Cacho’ Luna, ministro de Gobierno, para encabezar otra lista.

Un verdadero zafarrancho, porque estas elecciones mostrarán a funcionarios de un mismo gobierno luchando entre sí por una banca legislativa.

Es que eso es lo que ha logrado el peronismo. Fragmentándose, cada línea interna se mueve como un partido político diferente. Y sin internas mas un sistema electoral permisivo, amenaza quedarse con casi la totalidad de los cargos legislativos en disputa, mientras la oposición no peronista y el peronismo disidente no parecen reaccionar.

Comentá la nota