"Nunca se controlaron los mayores costos de Gamsur"

El fiscal Rivero está investigando si el Municipio le pagó sobreprecios a la mixta. Dijo que investigarán el 2008 y los años anteriores. Agregó que el único que auditó fue el actual Tribunal de Cuentas.
Nunca nadie había controlado a Gamsur. La empresa mixta pasaba sus cálculos de mayores costos y, del otro lado, tanto el gobierno como el Tribunal de Cuentas firmaban sin auditar ese pedido, sin comprobar si las cifras reclamadas por los empresarios eran reales. La excepción ocurrió con el cambio de gobierno: entonces, tanto el Ejecutivo como el órgano de control se dedicaron a revisar los abultados pedidos de dinero de la empresa mixta.

Esa es la conclusión central que ha obtenido hasta ahora el fiscal Julio Rivero, que está investigando si hubo un intento de estafar al Municipio durante el 2008 y si en los años anteriores se pagaron sobreprecios por negligencia o complicidad.

Ayer, el fiscal de la causa dio una conferencia de prensa en la que no quiso adelantar la línea investigativa pero aseguró que está conforme con las pruebas recolectadas hasta el momento.

Todo empezó con la denuncia que presentaron los concejales Eduardo Scoppa, de la Coalición Cívica, y Enrique Novo, del Frente de la Gente, que le pidieron a la Justicia que investigue si hubo perjuicio al Estado municipal en la determinación de los mayores costos que la empresa mixta reclamó en 2008 y en los que cobró en los años anteriores. Se basaron en el informe que el Tribunal de Cuentas realizó después de una auditoría de tres meses. En ese informe, el órgano de control reveló que, a su juicio, el Municipio no debía pagar los 12,6 millones de pesos que la empresa había reclamado por el efecto de la inflación en su funcionamiento diario ni los 7,5 millones que fijó el secretario de Economía, Guillermo Mana. Para el Tribunal, la cifra no podía superar los 5,4 millones de pesos.

Pero, además, los auditores detectaron una serie de irregularidades que podrían hacer presumir que los empresarios intentaron "inflar" los números para cobrarle de más al Municipio.

Eso es lo que hoy está investigando Rivero. El fiscal puntualizó que no se limitará al 2008 sino que irá hacia atrás, hacia los años anteriores al gobierno de Juan Jure. En ese punto, la diferencia es sustancial: los mayores costos de 2008 no se pagaron y, por lo tanto, si hubo irregularidades sólo se podría estar ante la tentativa de un delito.

Pero en los años anteriores, los pagos ya se hicieron y, si hubo sobreprecios, el posible delito ya se cometió.

Rivero no quiso dar una tipificación de las supuestas irregularidades porque apenas lleva una semana investigando, aunque admitió que hay aspectos sospechosos en la trama de los mayores costos.

"La investigación llevará el tiempo que demande la recolección de datos. La intención de esta fiscalía es analizar no solamente lo acontecido, los pormenores de este último reclamo de solicitud de mayores costos, sino también lo sucedido en períodos anteriores, en los que nos encontramos con que nunca se auditó, nunca se hizo un control debido de esas solicitudes (que presentó la empresa)", manifestó el fiscal Rivero.

Agregó que el único trámite en el que se logró controlar la solicitud de Gamsur fue con respecto al 2008, con la actual composición del Tribunal de Cuentas. El fiscal manifestó que el informe que elaboraron los tribunos es trascendental en la causa.

Rivero declaró que la investigación judicial se está basando en tres aspectos fundamentales: el pedido de documentación, la evacuación de informes y la prueba testimonial. Pero, además, detalló que en las próximas semanas pedirá una pericia contable para tener más certezas acerca del manejo económico de la empresa.

Actualmente, la investigación está en una doble vía. Por un lado, está trabajando Rivero y, por el otro, el Juzgado Federal de Carlos Ochoa está tratando de determinar si existió evasión impositiva en la empresa mixta.

Rivero manifestó que, llegado el momento, será "de vital importancia" el cruce de información entre las dos causas.

Ayer, en la conferencia de prensa, se le refirió al fiscal que, en los últimos tiempos, los números de Gamsur jamás han estado claros.

"Si para el público esta cuestión de los números no ha estado clara, en lo que hace a la investigación de la fiscalía tiene que reflejarse sospechosa y en ese sentido está orientada la investigación", respondió Rivero.

Para los próximos días está previsto que sea llamado a declarar Guillermo Mana, el secretario de Economía que fijó los mayores costos en 7,5 millones de pesos.

Comentá la nota