Numerosos vecinos del microcentro afectados por un corte energético

La situación podría extenderse a toda la jornada de hoy. La empresa aseguró que el mantenimiento de sus redes es el adecuado, aunque en 2008 sobrepasó abusivamente la cantidad de cortes permitidos.
Una falla originada en la mañana de ayer en una cámara subterránea ubicada en la plaza Rivadavia, produjo un siniestro que afectó a tres transformadores y cables de media y baja tensión, hecho que ocasionó cortes de energía en varias manzanas del microcentro.

El episodio se suscitó minutos antes de las 10, en un sector cercano a la vereda de la primera cuadra de la calle San Martín, precisamente frente a la entrada del edificio lindero a galería Plaza.

"Recibimos una comunicación a través del 911 indicando que se escuchaban detonaciones en la plaza y se veía humo negro. Entonces vinimos a ver de qué se trataba y comprobamos que se había registrado una explosión en una cámara de inspección de EDES", explicó José Luis Henríquez, inspector de operación de Defensa Civil.

El incendio sólo produjo daños materiales, ya que al momento de originarse el foco ígneo ningún operario estaba en la cámara, de aproximadamente 48 metros cúbicos, que cuenta con cuatro metros de profundidad.

Según Henríquez, los bomberos recién comenzaron a desarrollar su labor una vez que personal de EDES procedió a interrumpir el servicio.

De todos modos, el fuego siempre estuvo circunscripto al centro subterráneo de transformación energética y en ningún momento se advirtió que las llamas ganaran el exterior, por lo que la situación siempre estuvo controlada.

Luis Bouyssede, responsable del sector técnico de EDES, explicó en el lugar que "probablemente haya habido una sobrecarga y por eso se produjo la falla".

"La idea es tratar de aislar la parte incendiada, para poder volver a recomponer el servicio".

Posteriormente se advirtió la presencia de un generador de energía eléctrica en la intersección de Alsina y San Martín, para abastecer a algunas propiedades del sector.

De todos modos, los semáforos de las inmediaciones no funcionaron, por lo que personal municipal debió intervenir para ordenar el tránsito y efectuar las derivaciones del caso en las concurridas arterias céntricas.

"Al perder aislación los cables pueden registrar fallas entre ellos y puede escucharse ruidos", dijo Bouyssede, al referirse a las posibles causas que provocaron las explosiones.

En el lugar estuvo trabajando hasta las 13 una dotación del cuartel Central de bomberos, que arribó a bordo del móvil 80, a cargo del subteniente Fabio Falco, y que, dadas las características del lugar y la gran cantidad de humo, debió utilizar grupos autónomos para respiración.

Explicaciones de EDES

De acuerdo con lo informado por la Empresa Distribuidora de Energía Sur (EDES), el sector afectado fue el comprendido por las calles Estomba-Chiclana, Rodríguez, Alvarado-Lamadrid y Belgrano.

La firma prestataria también aseguró que el personal recién pudo acceder a la cámara alrededor del mediodía, momento en que se dieron las condiciones de seguridad adecuadas para el ingreso a las instalaciones.

Entonces se conoció el alcance del daño y, a juzgar por expresado por los operarios que trabajan para reparar la avería, atribuida a las altas temperaturas registradas en los días anteriores, las tareas a realizar se extenderán a todo el día de hoy.

Carolina Ortiz, responsable de Comunicaciones Institucionales de la firma prestataria, afirmó que "los cortes están relacionados con la intensa ola de calor que se ha estado registrando en los últimos días, que motivó un nivel de exigencia muy alto en las instalaciones eléctricas".

"En la medida de nuestras posibilidades, las fallas fueron solucionándose", añadió.

La empresa destacó que el impacto del calor intensifica la exigencia de los equipos de distribución de energía eléctrica por dos razones: el mayor consumo por el uso de artefactos de refrigeración y el impacto del calor externo en las instalaciones, lo que no les permite disipar la temperatura interna, aumentando las probabilidades de falla.

Para reducir los inconvenientes provocados a los vecinos por el incendio de ayer, EDES instaló cuatro generadores eléctricos en la zona: tres de 500 KVA y uno de 1.000 KVA.

Si bien la empresa aseguró que el servicio se normalizaría en el transcurso de la tarde, hasta anoche la prestación no se había restablecido en todo un sector densamente poblado.

Por tal motivo, algunos consorcios de edificios debieron apelar a la contratación de generadores, para paliar las consecuencias del prolongado corte.

"Entendemos el malestar de los vecinos, pero se dispusieron recursos humanos y técnicos para brindar las soluciones del caso", acotó Ortiz.

La vocera de EDES también aseguró que el mantenimiento que la compañía realiza en sus redes de distribución "es el adecuado", aunque la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC) hizo hincapié en que, durante 2008, la empresa sobrepasó abusivamente la cantidad de cortes permitidos.

En tal sentido, la OMIC remarcó que el contrato de concesión fija un máximo de seis cortes por usuario y por año.

La empresa también incurrió en otros incumplimientos que afectan a la calidad del servicio, inherentes a la falta de respuesta a los reclamos y a las deficiencias evidenciadas en el servicio de atención al público.

Casi veinte horas sin luz en algunos barrios

Más allá de lo sucedido en el microcentro, las quejas por las interrupciones también se hicieron oír en los barrios Universitario y Pacífico, donde hubo vecinos que estuvieron casi 20 horas sin energía.

Un panorama similar se evidenció en las inmediaciones del Hospital Municipal y en algunos sectores del barrio Patagonia, donde los cortes resultaron por demás prolongados.

La propia Carolina Ortiz, vocera de EDES, admitió que "la situación más complicada se dio en la zona determinada por las calles Tucumán, Güemes, Mendoza y Juan Molina y en el sector comprendido por Vieytes, Brasil, Terrada y Charlone".

"Las interrupciones en la prestación continuaron durante la noche y se realizaron para preservar el funcionamiento de las instalaciones y prever inconvenientes mayores", dijo Ortiz.

Por tal razón, se dispusieron grupos electrógenos para abastecer los servicios brindados por el Hospital Municipal, mientras que cuadrillas de la empresa también solucionaron una falla en sectores del macrocentro y norte de la ciudad, paralelamente a las interrupciones preventivas registradas en los barrios Noroeste, Latino y Los Alamos.

Comentá la nota