Los números que develan al Gobernador

La realidad económica que sufre Daniel Scioli es difícil. Necesita entre 2.500 y 3 mil millones de pesos para asegurar el pago de salarios en los meses que restan de este 2009.
Sin embargo, los fondos acordados por Nación por sistema PAF son recursos que no llegan en tiempo y forma. Si bien el Gobierno nacional se comprometió a enviar el dinero necesario para cumplir con los compromisos de agosto, no dio respuesta para los meses venideros.

En el gabinete sciolista descartan la emisión de un patacón o cuasimoneda, debido a que produciría un costo político muy fuerte, donde quedaría sepultada toda aspiración de Scioli en la carrera al 2011.

Pero la realidad indica que el gobernador deberá prorrogar salarios en los próximos meses o realizar un cronograma de pago con desdoblamiento de sueldos.

Los números económicos que maneja el sciolismo

El Gobierno de Cristina evalúa con algunos gobernadores la refinanciación de la deuda que tienen las provincias con el Estado nacional, pero dicha instrumentación no alcanzaría para que Scioli logre cumplir con los compromisos de la Provincia.

Desde hace algunos meses, el Gobierno bonaerense envía al Instituto de Previsión Social (IPS) los fondos necesarios para pagar los sueldos jubilatorios, y con el superávit del organismo, que ronda el 8% anual lo que significa en términos reales mil millones de pesos, financia parte de sus erogaciones. Mensualmente la Provincia dispone de aproximadamente 80 millones del IPS.

La otra alternativa que analiza la Provincia es demorar el pago de proveedores o colocar un bono para sostener ese compromiso. Sin embargo, solo ahorraría algo así como mil millones anuales.

La suba de impuestos que anuncio el titular de ARBA, Rafael Perelmiter, aportara a la provincia –en el futuro- casi entre 700 o 800 millones por año.

Con esta realidad económica, Scioli necesita de los fondos de Nación para solventar los compromisos financieros de la provincia de Buenos Aires. La Presidenta aun no se comprometió a girarle los fondos después de septiembre, y algunos ya advierten el desdoblamiento en el pago de salarios ante la critica situación.

Comentá la nota