Los números del agro están peor que el año pasado

Por la intervención estatal en los mercados y la sequía, cae la producción de granos y de hacienda
Como un paciente en terapia intensiva cuyos signos vitales se agravan, la salud del campo se deterioró sensiblemente en el último año. Hay indicadores cruciales que así lo revelan, desde la producción agrícola pasando por la ganadería hasta la lechería.

En la agricultura, por la sequía, la menor inversión aplicada y la incertidumbre sobre las reglas de juego, en la cosecha 2008/2009, que finalizó hace un mes y medio, la Argentina perdió 34 millones de toneladas, según datos de la consultora Agritrend. En concreto, pasó de casi 97 millones de toneladas del ciclo 2007/2008 a 63 millones de toneladas en la última campaña. Es la peor cosecha en lo que va de la década.

Sólo por tener un faltante de 34 millones de toneladas, el país se perdió casi US$ 9000 millones. Además, de haber exportado 71 millones de toneladas con la cosecha del ciclo 2007/2008 y logrado ingresos por US$ 29.000 millones, ahora el país tendría ventas externas por 47 millones de toneladas a un valor de 17.500 millones de dólares. En el medio, entre una cosecha y otra, el Estado pasó de recaudar retenciones por US$ 8500 millones a 5300 millones de dólares.

En el campo, la sequía dejó un fuerte quebranto. Así, en la última campaña agrícola se perdieron entre 120 y 200 dólares por hectárea, de promedio. "Esto provocó la descapitalización", explicó Ricardo Negri, especialista de la Asociación Argentina de Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (Aacrea).

Hacia adelante, no se prevé una cosecha mayor que la de la campaña 2007/2008. Gustavo López, de Agritrend, prevé 83 millones de toneladas. "Con eso no recuperamos la producción que teníamos ni tampoco el ingreso de antes", señaló . De los 83 millones de toneladas previstos, 52 millones de toneladas podrían ser de soja.

El trigo y el maíz son los dos cultivos que más sufrieron la intervención oficial, cristalizada con controles sobre el mercado. El trigo, cuya siembra acaba de concluir, alcanzó 2,75 millones de hectáreas, 1,8 millones de hectáreas menos que el año pasado. Es la peor siembra en más de 110 años.

Para el maíz, cuya siembra se inició en el centro norte de Santa Fe, se proyectan unas 460.000 hectáreas menos como mínimo, para quedar en 2 millones de hectáreas para grano comercial, lo que daría una caída del 19% respecto de la campaña pasada, según la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

La ganadería es otro rubro en el que las cosas están peor que en 2008. Por la sequía y la falta de rentabilidad e incentivos, según el consultor Víctor Tonelli, se liquidaron entre 3 y 4 millones de cabezas. Además, para 2010 se espera que haya tres millones de terneros menos en producción.

A su vez, la producción de carne está en baja. El próximo año el país tendría 500.000 toneladas menos de carne que en 2008. El total producido rondaría 2,6 millones de toneladas. Además, los precios cobrados por el productor, según Tonelli, se mantienen respecto del año pasado. Desde abril de 2003 hasta abril de 2009 el precio del ternero subió 42%, pero el costo de producción de la cría trepó un 96 por ciento.

Los tambos, un rubro que perdió 5000 establecimientos desde 2003, tampoco están mejor que en 2008. Para esta época del año pasado, el precio pagado por las industrias al productor rondaba 75-80 centavos el litro y el Gobierno comenzó a aplicar subsidios para que el valor llegara a un peso. Pero fue una ilusión.

Hoy las industrias pagan de su bolsillo de 75 a 85 centavos el litro, con lo cual la situación no varió. El Gobierno está aportando 10 centavos el litro para mejorar ese nivel y ahora comenzará a destinar otros 10 centavos para que el productor ronde el valor de un peso. "Transcurrió un año y cobramos lo mismo", dijo Claudio Ersinger, referente de la Mesa Nacional de Productores de Leche.

US$ 9000

Millones

* Son los que el país perdió por cosechar 34 millones de toneladas menos en 2009 que en 2008.

Comentá la nota