El número para empezar a conversar

Después de difundida la cifra de 2008, que trepó a 22,5 por ciento en la provincia, Amsafé, UPCN y ATE la tomarán como parámetro, pero aspiran a más. Maguid rechaza los consejos de la CGT nacional y Alesso no acepta el argumento de la crisis.
La inflación en Santa Fe durante 2008 fue de 22,5 por ciento, según difundió ayer el Instituto Provincial de Estadísticas y Censo (Ipec), triplicando la cifras a nivel nacional medidas por el Indec. En ese marco los gremios estatales, que esperan ser convocados la semana próxima por el gobierno de Hermes Binner para iniciar la discusión paritaria, adelantaron que tomarán el aumento del costo de vida provincial como un parámetro para fijar la pauta salarial de 2009. "Al Ipec le creemos, será uno de los elementos en los cuáles nos vamos a basar", anunció Alberto Maguid, titular de UPCN. El histórico dirigente aclaró que se su sector no tendrá en cuenta las recomendaciones de la CGT nacional. "Moyano sugiere una cifra después de pedirle permiso a Kirchner, nosotros no", disparó. Desde Amsafé, Sonia Alesso estimó que el piso de la discusión "deberá partir de la proyección inflacionaria que hizo la provincia para todo el año" fijada en el 18 por ciento. "Aunque nosotros preferimos hablar de porcentajes porque es engañoso, aspiramos a acercarnos lo máximo posible a la canasta familiar ampliada (3300 pesos)", agregó. El jefe de ATE, Jorge Hoffman dijo aspirar a "un consenso multisindical para tener más fuerza en la paritaria".

Ayer el Ipec divulgó los datos totales de 2008 luego de difundir que en diciembre la inflación en la provincia fue del 0,5 por ciento. El Indec había ubicado en 0,3 por ciento la inflación nacional de diciembre y en 7,2 por ciento la de todo el año pasado.

Ante este escenario, Rosario/12 consultó a los principales referentes gremiales de la provincia para conocer sus proyecciones preliminares de cara a la discusión paritaria. "La semana próxima vamos a empezar a analizarlo en el gremio y después nos vamos a reunir con el gobierno. Febrero es el mes clave porque para principios de marzo está fijado el inicio de clases", precisó Alesso. Tras remarcar que "aún es prematuro" fijar la pauta salarial, la titular de Amsafé dijo a título personal que "la pauta no puede estar por debajo de la inflación estimada por el gobierno provincial". El Presupuesto 2009 enviado por Binner a la Legislatura -todavía no aprobado por los legisladores﷓ estableció un aumento del costo de vida del 18 por ciento.

Alesso destacó que la intención del sindicato docente es "no instalar la discusión salarial en términos de porcentaje porque es engañoso. Aspiramos a conseguir aumentos que garanticen el poder de compra del salario y se acerquen lo máximo posible a la canasta básica ampliada". Actualmente, tras dos incrementos recibidos el año pasado que acumularon subas de entre un 25 y 40 por ciento según el cargo y la antigüedad, el sueldo inicial de un maestro santafesino es de 1740 pesos con el incentivo docente.

Para Alesso, la coyuntura económica internacional no puede utilizarse como justificación para no conceder las subas salariales que corresponden. "Somos conscientes de la situación, pero precisamente por eso no podemos aceptar ofertas insuficientes. La realidad es que los trabajadores siempre perdemos, en épocas de bonanza no llegamos a recuperar nuestro poder de compra y nos piden cautela y ahora dicen que no hay plata", afirmó la dirigente de los docentes oficiales.

Desde UPCN, Maguid anticipó que reclamará a los ministros de Gobierno, Antonio Bonfatti y de Economía, Angel Sciara reuniones durante la primera quincena de febrero para discutir en paritara la pauta salarial. "Uno de los parámetros que vamos a tener en cuenta son los números del Ipec, en los cuáles creemos porque no mienten como en el Indec", comentó el dirigente gremial para quien la negociación debe darse "teniendo en cuenta entre otras variables la inflación de 2008 y la proyectada por el gobierno para este año. No tengo dudas que Sciara sacará un pañuelo blanco para llorar, pero los trabajadores estatales también lloran porque no pueden comer".

Maguid advirtió a este diario que su sector "no aceptará las recomendaciones de Hugo Moyano (sobre aumentos salariales en torno al 15 por ciento), porque él le pide permiso a Kirchner antes de mencionar un número y nosotros no. Vamos a negociar con total autonomía de la CGT nacional porque así nos lo plantean los compañeros".

El máximo referente de ATE, Jorge Hoffman se excusó de dar detalles sobre la postura que llevará este gremio sindical a la paritaria. "Aspiramos a conseguir el máximo consenso posible con el resto de los sindicatos en base a una serie de variables como inflación, recaudación fiscal y crecimiento de la actividad económica", precisó.

Comentá la nota