Ñuls debe esperar por el convenio

En la que fue la última sesión ordinaria del año, el Concejo renovó ayer sus autoridades para 2009. Miguel Zamarini fue reelecto titular del cuerpo, secundado por el justicialista Osvaldo Miatello y la radical Daniela León como vicepresidentes (primero y segunda).
Los ediles fijaron dos sesiones de prórroga para tratar los proyectos que quedaron pendientes, entre ellos el Presupuesto 2009. Además los concejales aprobaron la prórroga de las concesiones a los clubes del Parque Independencia por diez años con cifras irrisorias -a excepción de Ñuls ya que se esperará la realización de las elecciones﷓, se sancionó una nueva etapa de la urbanización en Puerto Norte y se avaló la creación del programa biotransporte Rosario, mediante el cual el aceite que hayan utilizado los bares de la ciudad se destinará al transporte urbano.

Por la mañana, se hizo la denominada sesión preparatoria en la que se designan las autoridades del Concejo y la composición de cada una de las comisiones. A diferencia de otros años, esta vez no hubo cabildeos ni prolongadas reuniones: la mayoría que ostenta el socialismo le garantizaba la presidencia y la definición de las comisiones.

Luego, en la sesión se aprobó la prórroga de las concesiones a dos de los tres clubes que ocupan terrenos en el Parque Independencia por diez años. Provincial deberá abonar 5822 pesos, mientras que Gimnasia y Esgrima 5418 pesos. A Ñuls le correspondería 5960 pesos, pero su convenio no fue tratado a la espera del resultado de las elecciones.

Los concejales avalaron además el proyecto urbanístico correspondiente a la Unidad de Gestión 4, un tramo más para completar Puerto Norte, y que involucra a una parcela de 19 mil metros cuadrados ubicada entre Vélez Sarfield, Ingeniero Teddy y Vera Mujica. En el marco del emprendimiento, el urbanizador privado deberá realizar varias obras públicas como la Plaza del Mutualismo "que incluye la Estación Embarcadero adonde funciona el Consejo de los Niños", ramblas, paseos y apertura de calles. Con el fin de llevar tranquilidad a los vecinos ya asentados en la zona, el mismo cuerpo votó una resolución para que se informe que ese plan de detalle no afectará a los derechos que poseen.

En el predio se construirán tres torres de 19 plantas, una tira de planta baja y tres niveles, dos torres de 6 plantas y una tira de 130 metros de largo, con planta baja y tres pisos. Las obras y paseos públicos deberán estar listos en 5 años y, todo el emprendimiento, en 10.

Comentá la nota