Nuevos recortes en la producción local impulsan los precios de la soja

La oleaginosa sigue en alza. La Bolsa de Cereales bajó a 36,2 millones la estimación de producción final. A precios actuales, representa una pérdida de u$s 4.150 millones
En medio de una jornada volátil en los mercados agropecuarios, la Bolsa de Comercio de Buenos Aires volvió a recortar ayer las estimaciones de la producción sojera local y la ubicó en un nuevo preliminar de 36,2 millones de toneladas. El guarismo representa una pérdida del grano de 23% respecto del ciclo anterior y a valores actuales de la oleaginosa representa una baja en u$s 4.150 millones. Por la merma derivada de la sequía –pérdida de medio millón de hectáreas cultivadas y bajísimos rindes–, y a los precios de mercado actuales, el Estado dejará de percibir unos u$s 1.450 millones en concepto de retenciones.

Como viene ocurriendo desde hace poco más de un mes, el nuevo recorte en las previsiones para la castigada cosecha local de soja apuntalan los precios de la oleaginosa en los principales mercados internacionales.

Si bien ayer no hubo repercusión inmediata del informe, se espera que la reacción no tarde en llegar. Más cuando a la proyección bajista que la semana pasada también difundió la Bolsa de Cereales de Buenos Aires –al estimar una producción de 37 millones de toneladas–, le siguió una recuperación que llevó a la soja en Chicago al borde de u$s 400 cada mil kilogramos.

Ayer, en Chicago el contrato con vencimiento más cercano terminó en u$s 384,3 la tonelada, casi 1% arriba de la jornada previa. Algo similar ocurrió con la posición julio –históricamente de referencia para las cotizaciones locales–, que ascendió hasta u$s 382 para la misma cantidad.

Pero no pasó lo mismo con los contratos más allá de la mitad del año, para cuando los agricultores estadounidenses empezarán a recolectar las áreas cultivadas con soja. En ese sentido, las mejoras que acumulan los precios de la oleaginosa pueden incentivar a los productores de EE.UU. a volcarse masivamente por el cultivo de ese grano, en detrimento del maíz, cuya implantación viene bastante retrasada en ese país.

El cierre mixto de la soja en el principal mercado de referencia tuvo impacto en los negocios locales. Los exportadores ofertaron los mismos valores que el martes, a $ 970 la tonelada de soja, lo que espantó a los vendedores que siguen a la espera de un nuevo repunte de precios. Por eso se relevaron negocios por unas 10.000 toneladas.

"El número mágico ahora es $ 1.000 la tonelada, mientras eso no ocurra no va a haber ventas masivas", comentó un operador que recordó que para esta época de cosecha avanzada las operaciones diarias rondaban las 100.000 toneladas.

El informe de la Bolsa de Cereales porteña indicó que se lleva cosechada el 61,7% de la superficie útil implantada con soja, con rendimientos que continúan en baja: en una semana cayeron 2,2%, al pasar de un promedio de 22,4 quintales por hectárea a 21,9 qq/ha, lo que representa 26,5% por debajo de los logrados en el ciclo 2007/08.

La entidad consideró, además, como "altamente probable que la trilla restante continúe entregando rindes aún menores". Al respecto, varios analistas estiman que la cifra final de producción sojera quedará entre 35 millones y 32 millones de toneladas.

Comentá la nota