Nuevos reclamos de los vecinos por aguas servidas en la ciudad

La zona de la avenida Balbín entre Uncal y 20 del Oeste puede considerarse como un "foco de infección al alcance de todos", tal como lo definió un vecino. Un panorama similar puede apreciarse en otras arterias del noroeste de la ciudad.
En lugares que carecen de instalaciones de saneamiento apropiadas y el tratamiento de las aguas servidas es inadecuado, las enfermedades transmitidas por el agua pueden propagarse con gran rapidez. Concepción del Uruguay no está fuera de esto, ya que en diversos lugares, como es el caso de una de las arterias de la entrada a la ciudad, la gente soporta este problema.

La zona del bulevar Balbín entre Uncal y 20 del Oeste puede considerarse como un "foco de infección al alcance de todos", tal como lo definió un vecino. Un panorama similar puede apreciarse en varias arterias de los sectores ubicados en el noroeste de la ciudad. Entre ellas las del barrio 30 de Octubre, Zapata, Malvinas Argentinas, 25 de Mayo y Rocamora. Allí el ripio se funde con el agua servida y la de lluvia que "se acumula en todas partes", según indican los frentistas. La zona céntrica tampoco escapa a esta realidad, formándose en intersecciones como las de 8 de Junio y Maipú un verdadero "charco", producto de las pérdidas.

La imagen que ilustra la nota fue enviada por un ciudadano cansado de denunciar.

Comentá la nota