Nuevos operativos de control de tránsito en la zona portuaria

Con personal municipal, Policía y Prefectura

Los trabajos se llevaron adelante en la intersección de las calles Subiza y Bogado. Hubo dos vehículos secuestrados y varias infracciones por falta de documentación. El operativo incluyó el control de camiones que ingresaron y egresaron del Puerto.

En conjunto con la Policía de la provincia de Buenos Aires, en jurisdicción de la Comisaría Segunda y con apoyo de la Distrital, personal de la Dirección de Tránsito y Transporte municipal se hizo presente ayer en la intersección de las calles Pascual Subiza y Bogado, donde llevaron adelante un nuevo control general de vehículos conforme a la normativa vigente –Decreto 40-.

Según la información suministrada por el director de Tránsito y Transporte Municipal Waldimiro García, se ha procedido a secuestrar dos vehículos por falta de documentación, uno proveniente de la ciudad de Ramallo. Asimismo, sostuvo que se infraccionó una “gran cantidad” de vehículos por no circular con el cinturón de seguridad puesto.

El operativo incluyó el control de camiones en su ingreso a la zona portuaria para garantizar que lleven correctamente tapados los productos trasladados con la protección correspondiente. “El encarpado (lona que permite el resguardo de la carga) es una actividad que nos compete y pedimos además colaboración al personal de Gestión y Control Ambiental por si tenemos alguna actividad específica que se pueda infraccionar”, declaró el funcionario.

Y agregó: “Debemos exigir el cumplimiento a todos los camiones que ingresen o egresen de la zona portuaria que van transportando sustancias sólidas que vayan encarpados”.

García consideró que “a raíz de una circular que se ha emitido en el Puerto, se ha constatado que ha disminuido en gran número los camiones que circulan sin carpa. No hemos constatado mayores infracciones de esa naturaleza”.

Se trata de uno de los reclamos frecuentes que los vecinos de los barrios cercanos realizan teniendo en cuenta que, cuando los camiones transportadores transitan sin la cobertura reglamentaria, van perdiendo la carga a su paso -por ejemplo de fertilizantes- generando contaminación y perjuicios a la población.

“Es importante que se haya tercerizado la actividad en la zona portuaria por la mayor exigencia que implica”, estimó el responsable de Tránsito e indicó que durante el operativo contaron también con la colaboración de personal de la Prefectura que estuvo encargado de efectuar los controles de los camiones dentro de la zona portuaria.

Durante el fin de semana

La Dirección de Tránsito y Transporte, junto a la Comisaría Primera y la Distrital, también llevó adelante controles durante el pasado fin de semana en la zona centro de nuestra ciudad, tanto de alcoholemia como de motos.

Sobre los resultados obtenidos, García afirmó que el sábado a la madrugada se realizaron controles de alcoholemia que tuvieron como saldo el secuestro de diez vehículos por presentar sus conductores alcoholemia positiva punitiva, y un auto y una moto por falta de documentación. Mientras que el domingo estuvieron en las inmediaciones de Alem y Nación con controles de motos.

“Se procedió a remover más de sesenta y cinco motos de la vía pública. Este control fue de 17:00 a 20:00. Es una zona donde transitan para dirigirse hacia la Costanera”, afirmó.

Pese a la realización de ciertos operativos de control en la ciudad, se observa cada fin de semana en el centro y la Costanera nicoleña la continuidad y permanencia de una gran cantidad de motos que circulan sin las condiciones reglamentarias, tuneadas, con los escapes modificados para generar mayor ruido, y con conductores desafiando las normas de tránsito.

Al ser interrogado sobre las condiciones de devolución del vehículo una vez secuestrado, Waldimiro García indicó que es de acuerdo al tenor de la infracción: “Si es por falta de caño de escape o silenciador, falta de espejos o casco, patente y demás, lo va a tener que dictaminar la jueza de faltas para luego restituir el vehículo”.

En el caso de San Nicolás, sostuvo que el 80 por ciento de los vehículos secuestrados vuelve a la vía pública porque cumple con los requisitos antes mencionados. “El remanente está en el galpón de secuestros, de más de 2.500 motos, porque justamente no reunió esas condiciones y no se puede restituir”, aclaró.

Comentá la nota