Nuevos códigos para el crecimiento urbano

Con la extensión de la cuadrícula que quedará bajo protección arquitectónica, el proyecto de Código de Planeamiento Urbano "amplía el área del patrimonio que la ciudad tiene en edificios con valor cultural e histórico", remarcó el secretario de Planificación de la Municipalidad, Raúl Kalinsky, a la vez que cumplirá con el mandato de la ley 7418, del PIDUA y de la voluntad de los vecinos.
En el Concejo Deliberante están en análisis tres proyectos de códigos referidos al crecimiento de la ciudad de Salta: el de Planeamiento Urbano, el de Edificación y el de Protección Ambiental. Estos documentos establecen como área protegida las manzanas comprendidas entre las avenidas Belgrano, Virrey Toledo - Hipólito Yrigoyen, San Martín y Jujuy-Sarmiento, y la zona próxima a la calle Ameghino en la Estación del FFCC.

Una de las ideas centrales de este paquete de códigos urbanísticos "es permitir el crecimiento urbano, que es lo natural en una ciudad, protegiendo su arquitectura, entorno y cultura", insistió Kalinsky. El nuevo código "determina con precisión uno por uno de los 583 edificios con valor arquitectónico, de los cuales la mayoría están dentro del área delimitada por dichas avenidas", según el proyecto enviado por el Ejecutivo a los concejales.

Funcionarios de la Secretaría de Planificación se reunieron varias veces, recordó Kalinsky con la Comisión de Obras Públicas del Concejo y con la CoPAUS, creada por ley 7418 y encargada de la Protección del Patrimonio Urbano y Cultural de la Provincia. En esas reuniones se acordó hacer coincidir los límites del entorno patrimonial propuesto por el Código PIDUA con los del área central.

Uno de los puntos puestos en debate es la densidad poblacional propuesta para el área centro. "Es completamente falso que se vaya a producir un crecimiento descomunal en el área o que estemos ampliando la densidad poblacional", afirmó Kalinsky. Y aclaró: "Hoy, el código que está vigente desde el Proceso Militar en 1981, permite una densidad de 1.900 habitantes por hectárea, nosotros estamos proponiendo que se baje a 1.200 habitantes en algunos sectores y a 600 en otros", señaló.

Actualmente, en el centro viven 135 personas por hectárea y "con las condiciones que proponemos en los nuevos códigos es imposible que realmente lleguen a los 1.200 habitantes que buscamos poner como techo, además, eso implicaría una inversión multimillonaria inexistente, ni siquiera a largo plazo", concluyó.

Comentá la nota