Los nuevos barrios residenciales esperan concentrar al 5% de los sanfrancisqueños

Hoy, representan el 26% de los lotes baldíos
San Francisco experimentó en los últimos diez años una importante expansión de su ejido a través del desarrollo de nuevos loteos urbanos y residenciales que se desarrollaron en los distintos barrios.

Según un estudio realizado por el licenciado Lucas Rojo, gerente de Inmobiliaria Portal del Sol, son catorce las nuevas urbanizaciones urbanas y residenciales. Entre otros, se trata de loteos como Los Palmares, Casonas del Bosque, Blas Loteo, Magdalena, Altos del Prado, nueva parcela de Barrio El Prado, Los Timbúes, El Tala, Nuevos Solares, Chacras del Norte, Campo chico, loteo sobre Ruta 19, Nueva España y Ayres del Golf.

San Francisco cuenta con alrededor de 5.000 lotes baldíos dentro del ejido urbano. Estas nuevas urbanizaciones le ofrecen a nuestra ciudad más de 1.300 terrenos, más de 200 hectáreas de servicios de infraestructura, esto representa un 26 % del total de los terrenos actuales. Es decir que entre loteos y lotes baldíos son más de 7.300 las posibilidades de construir una vivienda que existe en San Francisco.

La demanda habitacional de nuestra ciudad es de alrededor de 3.000 unidades, razón por la cual si la mitad de estas familias tendrían acceso a la compra de un terreno de estas nuevas urbanizaciones, se estaría satisfaciendo cerca de un 50%.

Superficies y servicios

La mayoría de estas urbanizaciones se convierten en barrios públicos sin exigencias de características constructivas ni código propio de edificación y poseen servicios de agua corriente, electrificación, alumbrado, calles mejoradas, cordón cuneta, gas natural y espacios verdes.

Las medias de los lotes oscilan entre 250 a 400 metros para loteos urbanos y de 450 a 2.400 metros cuadrados para loteos residenciales, según las ordenanzas vigentes que determinan las dimensiones de los terrenos.

Tendencias de crecimiento

Otro dato que surge de esta investigación se basa en que el 90 % de los desarrollos se ubican en la zona norte de la ciudad, razón por la cual se está ratificando la clara tendencia de crecimiento geográfico y demográfico hacia ese sector.

Podemos proyectar que en el transcurso de los próximos cinco años San Francisco contará con alrededor de 700 nuevas propiedades, (considerando que el 50% compra para satisfacer una necesidad habitacional, y el otro 50 % lo adquiere para inversión)

Además, los indicios señalan que en un mediano plazo alrededor de 2.800 personas comenzarían a vivir en estas nuevas urbanizaciones, aportándole a nuestra ciudad una nueva fisonomía geográfica con mayor dinamismo económico en zonas que hoy se están preparando para ofrecer servicios de infraestructura que mejoren la calidad de vida de futuros vecinos.

Comentá la nota