Nuevo tarifazo energético golpearía a Corrientes si DPEC no reduce pérdidas

El precio del Megavatio hora pasaría de $74, valor actual, a $117. Alcanzará a las distribuidoras de energía que no disminuyan sus niveles deficitarios. La resolución de la Secretaría de Energía de la Nación fija un piso del 12% de pérdidas para evitar una nueva suba.
La resolución de la Secretaría de Energía de la Nación por la cual se dispuso un incremento en el precio del Megavatio hora, podría volver a generar un escenario de incremento en Corrientes hacia el mes de mayo si es que la Dirección Provincial de Energía de Corrientes (DPEC) no revierte los altos índices de pérdida que registra actualmente como distribuidora local.

La decisión se basa en el convenio marco para la “Optimización y Eficiencia de las Redes de Distribución Eléctrica” del país que la DPEC rubricó a principio de 2008.

Esta resolución castiga a las distribuidoras que tengan derroches en sus sistemas que superen el 12%, ya que consideran que el perjuicio económico al mercado que provocan las pérdidas del conjunto de distribuidoras, ronda casi los 500 millones de pesos por año.

La resolución se toma considerando que “el Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios y la Asociación de Distribuidoras de Energía Eléctrica de la República reconocieron el interés común de optimizar y dar eficiencia al uso de las redes de distribución de energía eléctrica de Argentina mediante la minimización de la pérdidas totales que se producen en ellas”.

En el documento se dice que “con tal objetivo se propugna que cada prestador del servicio público de distribución de energía eléctrica realice sus mejores y mayores esfuerzos para reducir el nivel de pérdidas totales de energía dentro de su área de concesión, como mínimo, hasta niveles establecidos en el respectivo contrato de concesión”.

De esta manera, la DPEC deberá comenzar a trabajar para tratar de salir de los niveles deficitarios que actualmente presenta en materia de derroche de energía. En ese sentido, la Dirección de Energía aparece como la segunda distribuidora que más perdidas técnicas y no técnicas tiene en el país, acercándose al 40%. En el primer lugar está EDEFOR, la distribuidora de Formosa que tiene un derroche de 43,7. En cuarto lugar recién aparece la SECHEEP de Chaco con 24,5% y en noveno esta está la EMSA de Misiones, con pérdidas del orden 22,1%.

Tanto SECHEEP y EMSA están más cerca de los valores que se fijaron para mantener el actual valor del Megavatio hora, es decir el 20% de pérdidas, lo que permitiría no sufrir este segundo incremento. Pero Corrientes deberá hacer un esfuerzo superior si no quiere que en mayo el precio vaya de $74 a $117, y en septiembre a $160.

Así, el aumento que sufrieron los usuarios del servicio energético correntino en el último periodo facturado será mínimo al lado de los valores que deberán afrontar si no se reducen las pérdidas.

Desde el sindicato de Luz y Fuerza, Juan Carlos Medrano había adelantado a “época” que si durante este año no se hacen inversiones a la red con conexiones que actualmente se mantienen “atadas con alambre”, Corrientes sufriría el colapso de las líneas. A esto se sumará que se tendrá una tarifa muy costosa y un mal servicio. A este panorama negro deberá sumarse que si el primer “tarifazo” que se dio por el alto nivel de pérdidas de la DPEC generó una avalancha de presentaciones judiciales, esta situación hará que los juzgados se llenen de amparos.

La resolución especifica también que “hasta el 12% de las pérdidas totales el precio surgirá del valor que resulte de ponderar los precios estacionales vigentes para los usuarios en los que se producen dichas pérdidas”, por lo que hay una certeza, la DPEC deberá bajar los niveles de derroche.

Comentá la nota