"El nuevo Subsecretario de Pesca debería atender en forma prioritaria la prevención del colapso"

Ante la renuncia del subsecretario de Pesca de la Nación, Gerardo Nieto, la Fundación Vida Silvestre Argentina (FVSA) consideró que la nueva autoridad que asuma el cargo deberá priorizar la prevención del colapso del principal recurso de los argentinos.
Mediante un comunicado de prensa, la ONG indicó que "la situación de recambio institucional que atraviesa el organismo que debe asegurar el desarrollo sustentable de la actividad pesquera debe transformarse en una oportunidad para la transformación de la forma en que se gestiona el recurso. Blanquear la pesca es el primer paso para hacerlo".

“Sólo nos queda un 20% del principal recurso pesquero de los argentinos, pero el problema es más grave. Las prácticas pesqueras irresponsables y las deficiencias de los controles, afectan a otros recursos y al ecosistema marino en general, y esto repercute en el trabajo, los alimentos, los ingresos y el patrimonio de todos los habitantes del país”, señaló Guillermo Cañete, coordinador del Programa Marino de la FVSA, quien destacó que “esto está sucediendo hoy, y deben tomarse medidas de fondo inmediatamente”.

Vida Silvestre, organización que presentó recientemente ante la subsecretaría de Pesca de la Nación un documento titulado “Blanquear la Pesca, un primer paso para prevenir el colapso”, consideró que "la renuncia de la máxima autoridad en materia pesquera del país representa una crisis institucional, que puede convertirse en una oportunidad para el cambio si se adopta un nuevo rumbo para planificar el sector y promover su desarrollo sustentable".

En este sentido, la Fundación dijo que "continuará a disposición de las autoridades para colaborar en la elaboración de este nuevo plan, mediante el desarrollo de propuestas, la generación de conciencia dentro de la sociedad y el trabajo conjunto con todos los sectores involucrados en la actividad".

“Los recursos pesqueros han sido explotados en forma excesiva, no se han respetado los límites impuestos por el ambiente y por el sentido común (no se puede pescar más de lo que se renueva anualmente), y esto nos ha empujado al borde del colapso de los principales recursos con los que contamos”, aseveró Cañete.

"La pesca argentina enfrenta hoy la peor crisis de su historia, es necesario iniciar un nuevo modelo de desarrollo pesquero. Y al mismo tiempo, las autoridades tienen la obligación de atender esta situación crítica, ya

que el Principio de Prevención de la Ley General del Ambiente, sostiene que las causas y las fuentes de los problemas ambientales se atenderán en forma prioritaria e integrada, tratando de prevenir los efectos negativos que sobre el ambiente se pueden producir” agregó la ONG, en el comunicado.

"Afortunadamente, el país cuenta con las herramientas legales y tecnológicas necesarias para hacerlo. La sociedad está tomando conciencia de lo que está sucediendo con su patrimonio y con el de sus hijos. Sólo resta la decisión política de preservar el mar y la pesca" finaliza el texto.

Comentá la nota