Un nuevo socio podría ser la solución para Marítima San José

SAN ANTONIO OESTE (ASA)-. Los directivos de la empresa Marítima San José, que se reunieron ayer con funcionarios provinciales y delegados, propusieron la incorporación de un socio que aportaría una embarcación y se haría cargo de cubrir con un monto aproximado de 200 mil pesos parte del dinero que la firma le adeuda a sus empleados, garantizando la continuidad de la actividad de la planta.
Debido a esta posibilidad, la reunión pasó a cuarto intermedio hasta el martes próximo, ya que los empleados deberán evaluar esta opción que presentó el empresariado.

La propuesta, que fue defendida por el titular de la pesquera, Francisco Caló y su gerente, José Luís Mayer, está fundada en la incorporación del capital aportado por un empresario marplatense, Renato Alegua, que con la suma que entregaría podría cubrir las quincenas y aguinaldos del personal, dejando un saldo deudor equivalente al período de vacaciones.

La proposición deberá ser analizada y consensuada por los obreros, que luego de participar de la reunión que se llevó a cabo a las 10´ en el Ministerio de la Producción y demandó casi seis horas de intenso debate, viajaron a esta localidad para reunirse en asamblea con aquellos compañeros que aún se encuentran realizando una toma pacífica de las instalaciones de la empresa.

Aunque no quisieron adelantar su parecer, la posibilidad de continuar en actividad alentó las esperanzas de los delegados de planta.

Según se supo, existen algunos condicionamientos con respecto al tema de la embarcación que se sugirió para comenzar a trabajar para San José, ya que debido a su porte no podrá operar en el muelle de SAO, y tendrá que utilizar el Puerto SAE.

Además deberá operar manejando una carga menor a su capacidad real, porque aunque el barco puede movilizar tres mil cajones de carga, el monto autorizado para operar en el Golfo es de 1.500. Lo mismo ocurre con su potencia, por eso mediante un precintado de Prefectura se deberá controlar que el buque no exceda esta restricción.

Durante el encuentro los obreros y el titular del STÌA, Juan Ortiz, le realizaron duros reproches al empresario, y reclamaron que brindara precisiones acerca de su situación financiera.

El titular de la pesquera manifestó que con respecto a la deuda que mantiene con dos embarcaciones ha negociado un esquema de pago, y que la posibilidad de contar con el barco aportado por el nuevo socio le aportaría una rápida recuperación para obtener la liquidez necesaria para regularizarse.

Sin embargo, los delegados le requirieron al secretario de producción, Daniel Lavayen, al director de Recursos Naturales, Jorge Bridi y al director de Pesca, Miguel Alcalde, que estuvieron presidiendo el encuentro, que se establezca como condición en el caso de aceptar los nuevos términos, la presentación de un seguro de caución.

Mientras se desarrollaba la reunión en Viedma, los obreros que permanecieron en SAO organizaron una marcha.

Comentá la nota