Nuevo Senado: avanzada renovadora

Con la nueva composición de la Cámara de Senadores, cambió la relación de fuerza oficialista.
El Movimiento Renovador, bajo la conducción del gobernador Eduardo Brizuela del Moral, comenzó a ganar espacios en la Cámara alta, donde la línea Celeste de Oscar Castillo supo ocupar la totalidad de los casilleros radicales con los principales alfiles del castillismo que sobresalen en los diferentes departamentos. De hecho, la presidencia provisoria del Senado será ocupada por segunda vez consecutiva por la renovadora Marta Grimaux (Capital), quien estará a cargo de la Vicegobernación tras la renuncia de Lucía Corpacci, ahora senadora nacional por Catamarca.

Grimaux sigue en la línea de sucesión del Gobernador, cargo que ya venía desempeñando a partir de que en los últimos meses Corpacci tampoco venía supliendo el relevo temporario. No fue fácil que la senadora elegida por Brizuela para sucederlo accediera a la presidencia provisoria. Y aunque lejos estaba el Senado de que, en el seno del bloque oficialista se protagonizara un papelón similar al de sus pares de Diputados, lo cierto es que algunos senadores no estaban del todo convencidos de dar su respaldo a Grimaux tan sólo por una imposición arbitraria.

Pero a nadie escapaba que el desenlace final tenía nombre y apellido, y no había negociación posible al respecto. De ahí que la puja quedó centrada en los más de 30 cargos en juego que deberían repartirse entre todos los senadores.

Es aquí donde los senadores renovadores hicieron notar su presencia, cuando enfrentando a los históricos castillistas, les hicieron entender que los cargos debían ser repartidos de manera igualitaria y que la permanencia en sus bancas no significaba ningún privilegio extra por encima de los nuevos. Además de Grimaux, responden a la línea del Gobernador los senadores Mario Scaltritti (Andalgalá), Ricardo Castellanos (Belén), Máximo Luna (Santa Rosa), Bernardo Quintar (Tinogasta) y según la ocasión, Luis Rodríguez (Antofagasta de la Sierra). Y son castillistas: Víctor Luna (La Paz), Ricardo Boggio (Ancasti), Carlos Hugo Acevedo (Fray Mamerto Esquiú) y Miguel Ángel Arévalo (El Alto).

Desde hace un par de años Jorge Agüero (Paclín) renunció a la línea Celeste. Se mantuvo cercano al Gobernador, pero no integró las filas del Movimiento Renovador. Y mantiene una estrecha relación los senadores castillistas. Como sea, de la suma se desprende que ahora son 6 los senadores renovadores y 4 los castillistas.

Senadores que asumieron para cubrir el período 2009-2013

Miguel Ángel Arévalo (El Alto): fue diputado constituyente en 1965. Es la séptima vez que asume un período legislativo. Fue presidente de la UCR.

Jorge Edgardo Agüero (Paclín): asumió la cuarta senaduría consecutiva. Fue una vez diputado y dos veces intendente. Presidió la UCR.

Víctor Hugo Luna (La Paz): juró como senador por cuarta vez. Desde hace más de un lustro ejerce la vicepresidencia de la línea Celeste.

Ricardo Boggio (Ancasti): fue elegido senador por quinta vez. Un período ocupó la banca de diputado. Presidió la UCR y fue delegado del PAN.

Luis Rodríguez (Antofagasta de Sierra): es la tercera senaduría que asume. Fue intendente. En más de una década militó en la línea Celeste.

Bernardo Quintar (Tinogasta): fue director de la Casa de Fiambalá. Accede a la senaduría por el respaldo de su padre, Amado David Quintar.

Iván Ampuero (Santa María): fue director de una escuela rural salteña. Milita en las filas de la Renovación Peronista. Fue funcionario municipal.

Hugo Pérez (Capayán): fue concejal de Chumbicha por el FV. Responde políticamente al intendente de Capayán, Pablo Názar.

Comentá la nota