El nuevo secretario de Gobierno será anunciado la próxima semana

Aunque la develación del nombre del nuevo secretario de Gobierno es algo que se reserva exclusivamente al intendente Osvaldo Cáffaro, el Jefe de Gabinete municipal, Pablo Giménez, le adelantó a LA VOZ que se trata de alguien de confianza del mandatario a quien acompaña en el Ejecutivo desde el inicio de la gestión.
También anunció modificaciones en el organigrama y desalentó que fueran a producirse grandes cambios de funcionarios. Los mismos se deben a un reordenamiento y no a incumplimiento de objetivos propuestos.

"La matriz de todos los cambios tiene que ver con ajustes de organización", le manifestó Giménez a este matutino, "tiene que ver con un relanzamiento de la gestión porque se cumplió con un proceso, el que le dio productividad a estos dos años de gobierno, y ahora inicia otro donde se repotenciará lo que ya dio resultado".

En relación al primer cambio obligado, el de la secretaría de Gobierno, el funcionario indicó que "el nuevo titular está definido, es un funcionario que estaría rotando de cargo, no vamos a traer a nadie nuevo porque es un área muy sensible y tiene que estar a cargo de alguien que sea de la confianza del intendente, se trata de una persona que ya lo acompaña desde que comenzó la gestión".

La próxima semana se daría a conocer el nombre junto a las nuevas incorporaciones como la del nuevo subsecretario de Salud.

MODIFICACIONES AL ORGANIGRAMA

"Aunque lo podemos hacer por decreto vamos a subir un proyecto al Concejo Deliberante con la creación de los nuevos cargos", dijo Giménez, "se trata de algunos ajustes en el organigrama que van a terminar de darle a la gestión la organización que necesitamos para transitar los próximos dos años".

El organigrama municipal, pese a las críticas fue modificado por el intendente con el objetivo de optimizar el trabajo y jerarquizar las áreas. El mismo está compuesto actualmente por cinco secretarías, doce subsecretarías, treinta y cuatro direcciones y cincuenta y siete departamentos. Con él, según señaló Giménez, se ha logrado agilizar el trabajo diario y darle dinamismo a las gestiones de gobierno. Sin embargo, pasados ya dos años de gestión, necesita una nueva alteración. "Nos acordamos de algunas críticas que recibimos cuando asumimos con el primer organigrama y se hicieron algunos ajustes", dijo Giménez al respecto, "vimos que hay áreas que no son necesarias sostenerlas, como algunos departamentos o direcciones, por eso los vamos a dar de baja o los vamos a reemplazar".

Entre el actual organigrama y el próximo se estarían creando entre 4 y 5 nuevos cargos pero, de acuerdo a lo señalado por el Jefe de Gabinete, el impacto presupuestario, entre direcciones que bajan y otras que suben, "va a estar equilibrado".

En Lima se estipularon algunos cambios para lograr una prestación de servicios y programación política con la que hoy no cuenta, se van a crear dos direcciones y cuatro departamentos nuevos.

En la dirección de Relaciones con la Comunidad, una de sus divisiones, Defensa del Consumidor, va a ser jerarquizada al rango de dirección porque adoptará una modalidad resolutiva. Además, se creará el departamento de Presupuesto Participativo.

Salud pasará a depender de Desarrollo Humano y Promoción Social, la cual, además, contará con una nueva área de coordinación de políticas sociales y otra de seguridad alimentaria para poder profundizar los programas que se aplican en el distrito.

También se reforzará Inspección General y Tránsito donde, de acuerdo a algunas de las observaciones realizadas por la Universidad de Rosario, se crearán nuevos departamentos aunque aún no se jerarquizará al rango de subsecretaría.

"Esos son los grandes cambios a nivel organizacional y los nombres los dará a conocer el intendente la semana que viene", anunció Giménez, "otros cambios tienen que ver con rotaciones de cargos, se trata de una reingeniería por la necesidad de contar con gente que ya tenga experiencia".

Comentá la nota